Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/09/30 00:00

Fujimori es condenado a seis años de cárcel

Esta es cuarta sentencia dictada contra el ex presidente de Perú.

Fujimori es condenado a seis años de cárcel

Un tribunal de la Corte Suprema condenó al ex presidente Alberto Fujimori a seis años de prisión, por cargos de interceptación telefónica, soborno a congresistas y compra de medios de comunicación con dineros del estado, en los que el ex mandatario admitió culpabilidad.

Fue la cuarta sentencia dictada contra Fujimori, la mayor de las cuales de 25 años de cárcel le fue impuesta en abril por la muerte de 25 personas en dos matanzas cometidas por un escuadrón de aniquilamiento en su gobierno en 1991 y 1992.

La corte, en un juicio que es público, determinó que Fujimori es culpable de los delitos de peculado, cohecho activo, y violación del secreto de las comunicaciones, por lo que le impuso una condena de seis años de prisión, la inhabilitación por dos años para ejercer cargos públicos, y el pago de 24 millones de soles (unos ocho millones de dólares) de reparación civil al estado, y de tres millones de soles (un millón de dólares) para los agraviados por el espionaje telefónico.

Fujimori, quien admitió todos los cargos el lunes último al iniciarse el juicio, dijo tras escuchar el veredicto que "interpongo recurso de nulidad".
Es la tercera condena a la que apela el ex mandatario de 71 años de edad, y que sufre diversas dolencias de salud.

Actualmente se encuentran en trámite dos apelaciones por el caso de las matanzas, y por el pago ilegal de 15 millones de dólares a su ex asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, por el que Fujimori fue condenado en julio pasado a siete años y medio de cárcel.

Antes en diciembre del 2007 se le impuso una sentencia de seis años por el allanamiento ilegal del domicilio de Montesinos. En Perú las penas no se acumulan sino que rige la mayor.

Con la culminación de este proceso el miércoles, el poder judicial terminó de juzgar a Fujimori por los siete cargos por los que fue extraditado desde Chile en septiembre del 2007.

"Han sido dos años de un trabajo judicial sometido a un constante escrutinio público... Las reglas de enjuiciamiento --estamos convencidos de ello-- han cumplido los estándares del debido proceso propias de un estado constitucional y de una magistratura profesional, independiente e imparcial", dijo el juez César San Martín, al dar por finalizada la sesión judicial.

Pero el legislador del partido de Fujimori, Carlos Raffo, dijo que consideraban "totalmente injusto que un tribunal sin pruebas mínimas suficientes lo haya condenado a morir en prisión".

Afirmó que Fujimori fue "humillado" y "maltratado" y aseguró que el fujimorismo iniciará una campaña política para reivindicarlo.

El fiscal José Peláez, por su parte, dijo que la fiscalía presentará un recurso de nulidad por no estar de acuerdo en la pena. La Fiscalía había pedido la máxima sanción de ocho años de cárcel para los delitos cometidos.

"Realmente existían abundantes pruebas no solamente de los tres delitos que se acaban de sentenciar sino de los anteriores, de manera que era inevitable una condena", dijo Peláez.

La aceptación de Fujimori de todos los cargos en este juicio significó que el proceso fuera muy corto.

Según sus críticos, Fujimori buscó con esta acción evitar que se ventilen públicamente los malos manejos durante su gobierno, para no perjudicar la candidatura presidencial de
su hija Keiko Fujimori el 2011.

Ni Keiko ni ninguno de los otros tres hijos de Fujimori asistió a la lectura de sentencia.
Miembros del partido de Fujimori dijeron que éste aceptó los cargos solo porque no veía posibilidad de hallar justicia en el sistema judicial peruano.

AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.