Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2013/03/01 00:00

Gasto fiscal de EE.UU. a punto de ser ‘secuestrado’

Si este viernes no hay acuerdo entre Obama y el Congreso, habrá un automático y duro “secuestro de gastos”.

. Foto: .
;
BBC

Los estadounidenses esperan este viernes con atención la entrada en vigor una serie de grandes recortes presupuestarios automáticos conocidos en Washington como el "secuestro de gastos".


La medida, se cree, será un fuerte golpe a muchas áreas del gobierno federal, si el Congreso no actúa para evitarlo.


¿Qué es el "secuestro de gastos"?


"Secuestro de gastos" es cómo se le llama en Washington a una serie de recortes en varios programas gubernamentales por un total de US$85.000 millones este año y US$1.2 billones más en los próximos 10 años.


Está prevista su entrada en vigor el 1 de marzo.


¿Por qué sucede?


Los recortes se hacen efectivos cuando no hay acuerdo entre el presidente Barack Obama y el Congreso.


Estos recortes fueron acordados en las negociaciones sobre un proyecto de ley de 2011 que elevó el techo de la deuda de EE. UU., que es el límite legal que el país está autorizado a pedir prestado para financiar su déficit presupuestario.


Compuesto por recortes del llamado gasto discrecional, el secuestro afecta contundentemente tanto las áreas de interés clave para los demócratas como las de los republicanos.


En resumen, los recortes fueron diseñados para obligar a la Casa Blanca y al Congreso a buscar una solución mucho menos radical.


Esto se suponía que serviría no tanto como una herramienta de reducción de presupuesto, si no más como una medida de presión para empujar al Congreso a encontrar una mejor manera de taponar el déficit presupuestario de EE. UU. de casi US$1 billón.


En el marco del plan de 2011, el secuestro sólo entraría en vigor el 1 de enero de 2013 si el Congreso no lograba diseñar su propio paquete de US$1,2 billones en ahorros deficitarios, ya fuera a través de un alza en los impuestos o recortes presupuestarios.


En medio de la elección presidencial de 2012, el Congreso no actuó sino hasta el 1 de enero de 2013, en un pacto que elevó los impuestos a quienes ganan más de US$400.000 al año y pospuso el secuestro de fondos hasta el 1 de marzo.


¿Qué se va a recortar?


Los cortes están más o menos divididos uniformemente entre el gasto militar y doméstico.


Muchos programas obligatorios -como el programa de pensiones de la Seguridad Social, el de atención médica para pobres Medicaid, el de ayuda alimentaria a necesitados y otros- no se verán afectados.


¿A qué sectores sí va a afectar?


En los últimos días, el presidente Barack Obama y funcionarios de su gabinete han advertido sobre la repercusión primordialmente en dos sectores: la defensa y un grupo de programas de inversión pública en educación, infraestructura, investigación, desarrollo y protección ambiental.


Incluso, algunas dependencias ya han adelantado algunas de sus estrategias, como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que esta semana liberó a un número indeterminado de indocumentados de sus centros de detención como una forma de ahorro en espera de la reducción de gastos.


Otro ejemplo es el de la Administración de Aviación Federal (FAA), que deberá reducir en US$600 millones su presupuesto para este año, lo que podría generar un "impacto muy serio" en el servicio a los viajeros, según el secretario de Transporte, el republicano Raymond LaHood.


En concreto los cambios se notarán en:


-La investigación médica

-Los presupuestos de educación

-Preparación militar

-Los servicios a las víctimas de la violencia doméstica

-Vacunas para niños

-Seguridad alimentaria

-Las filas en los puestos fronterizos

-Líneas aéreas y la seguridad de la aviación


¿Qué tan dañiño será?


El presidente Obama ha advertido que los recortes desacelerarán a la economía estadounidense, eliminará puestos de trabajo y "dejarán a muchas familias que ya están al límite".


El Pentágono también ha lanzado una alerta. En una de sus medidas, recortó 46.000 empleos temporales y aseguró que el personal se verá forzado a tomar un día por semana sin goce de sueldo a partir de abril.


También el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernake, pidió al presidente Obama y al Congreso que acuerden una estrategia alternativa ya que los recortes podrían socavar la frágil recuperación económica del país.


Sin embargo, algunos republicanos de alto nivel le están restando importancia a la amenaza.

"No creo que el mundo se vaya a terminar", dijo el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, el martes.


Mientras algunos republicanos insisten en que los llamados de Obama no pasan de una amenaza para atemorizar a la población, otras instituciones insisten en que el secuestro podría afectar a la economía mundial, tal como afirmó el FMI.


El Fondo Monetario Internacional dijo este jueves que probablemente reducirá su pronóstico de crecimiento para Estados Unidos en al menos medio punto porcentual de su actual estimación de crecimiento de un 2% en 2013.


¿Qué pasará justo después de la fecha límite?


Casi nada, al menos inmediatamente.


Los recortes al presupuesto federal no sucederán de una sola vez. Muchas de las acciones previstas por las agencias no podrán entrar en vigor de inmediato y los recortes se irán haciendo efectivos poco a poco a lo largo del año.


La Cámara de Representantes -controlada por los republicanos- ha aprobado dos veces proyectos de ley para reemplazar el secuestro con otros recortes.


Sin embargo, muchos de los recortes incluidos en el proyecto de ley de la cámara bajam son inaceptables para los senadores demócratas y para Obama, que han presentado sus propias propuestas para sustituir el secuestro del gasto con recortes de gastos y aumentos de impuestos.


Los republicanos dicen que se opondrán a cualquier alza en los impuestos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×