Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/17/2016 12:00:00 AM

Cae para arriba

Ser condenado por incitar la discriminación racial podría ser lo mejor que le haya pasado al líder populista Geert Wilders.

Un juzgado condenó al fundador del partido de ultraderecha PVV por un discurso en el que pidió “menos marroquíes” en el país y le puso una multa de 5.000 euros. Wilders, a quien muchos llaman el Trump holandés, ha abogado por prohibir las mezquitas y el Corán en su estrategia por ‘desislamificar’ Holanda. Su figura es tan polémica que le fue vetada la entrada a Reino Unido. Pero, como sucede con el magnate estadounidense Donald Trump, las pruebas en su contra en vez de hundirlo lo fortalecen. Después del fallo, Wilders subió 9 puntos en intención de voto para las elecciones de marzo, y se ubica como el candidato preferido de los aspirantes a primer ministro. La multa le salió barata.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?