Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/1999 12:00:00 AM

¿GENOCIDIO?

El Nobel de Paz Elie Wiesel discrimina las diferencias entre la dolorosa tragedia de los albaneses <BR>de Kosovo y el Holocausto judío.


ALGUNAS DE las imágenes parecen provenir de un pasado más lejano: ejecuciones, expulsiones de familias,
niños separados de sus padres, filas de refugiados. Luego de Sarajevo y Srebrenica le ha tocado a Kosovo
entrar a la lista de tragedias que deshonran a este siglo XX que termina.
Algunos lo llaman genocidio. Lo es, según la definición de las Naciones Unidas de 1951. Pero tengo dificultad
para aplicarlo a Kosovo. Considero que el genocidio es la acción intencionada de acabar con un pueblo. No es
el caso aquí. Las masivas violaciones de los derechos humanos y el asesinato de opositores son elementos
que desembocan en un genocidio pero no son un genocidio en sí mismos.
Ya desde 1992 los medios que cubrían la guerra de Bosnia compararon la 'limpieza étnica' serbia con el
Holocausto. El Holocausto fue concebido para eliminar hasta el último judío. ¿Cree alguien que Milosevic y sus
complices planean el exterminio de todos los bosnios, albaneses y musulmanes del mundo? Algunos
reportajes sobre Bosnia se refirieron a Auschwitz. Yo vi los campos en Banja Luka: las condiciones de
detención eran deplorables. Pero no era Auschwitz. Auschwitz fue un campo de exterminio, un agujero negro
en la historia. Lo de Kosovo es una pesadilla que exige acción y excluye las comparaciones.
¿Fue correcta la decisión de la Otan de intervenir? ¿Hizo bien Washington en promoverla? La respuesta es sí.
No elegir también resulta ser una elección, como dijo Albert Camus. La sola defensa de los débiles e inermes
justificaría la existencia de la Otan.
Quienes han criticado los ataques contra Milosevic dicen que el envío de nuestro ejército a Yugoslavia no
favorece los intereses de Estados Unidos. Es posible que estos críticos tengan razón económica o
geopolítica. Pero la grandeza de una nación surge de su compromiso con los principios morales.
Milosevic debería provocar repulsión. Los militares yugoslavos han ordenado a los testigos que abandonen el
país: Kosovo se ha ido convirtiendo en un gueto. Ahora se ha revelado el objetivo de Belgrado: provocar un
cambio demográfico en la región.
Conozco a Milosevic. Lo vi por primera vez durante la guerra de Bosnia, en una conferencia que tuvo lugar en
Londres, y luego volví a verlo en Belgrado. He hablado con gente que lo conoce. Sus análisis confirman mi
impresión: un personaje de helado cinismo que jamás ha cumplido una promesa a menos que sea en su
propio beneficio.
Al igual que todas las pesadillas, esta también llegará a su fin. En ese momento las acciones de Milosevic en
Bosnia también serán recordadas. Y comparecerá ante una corte internacional encargada de juzgar los
crímenes contra la humanidad. Esa esperanza debe ser parte de la victoria de sus víctimas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.