Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/2014 12:00:00 AM

Habla el médico que habría sido envenenado por su colega colombiana

Blumenschein es consciente de que ahora su esperanza de vida se ha reducido.

“Ahora tengo un entendimiento más matizado de lo que tienen que pasar mis pacientes”, dijo el doctor George Blumenschein, el oncólogo quien, según un jurado estadounidense, fue envenenado por su amante, Ana María González Angulo, una colega suya oriunda de Popayán que trabajaba con él en el prestigioso Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

Blumenschein fue llevado de emergencia a un hospital cuando comenzó a presentar “dificultades para hablar, pérdida de equilibrio, falta de motricidad, complicaciones cardiopulmonares, depresión del sistema nervioso central e insuficiencia renal”, por lo cual tuvo que someterse a diálisis.

La causa, según los fiscales de Texas, fue el etilenglicol que la oncóloga le agregó a su café, un químico tóxico de sabor dulce que puede ser mortal en altas cantidades y que se encuentra en productos anticongelantes y a la cual ambos médicos tienen fácil acceso.

Sin embargo, los abogados defensores de González alegaron que el jurado no tuvo en cuenta un documento que decía que Blumenschein pudo haber sido envenenado dos días antes. 

De hecho, la Asociación Americana de Toxicología describe tres estadios clínicos evolutivos en la intoxicación por etilenglicol: el primero es el neurológico, que se presenta entre 30 minutos y 12 horas después de ingerir la sustancia. El segundo, el cardiopulmonar, que ocurre entre 12 y 36 horas; mientras en el tercero, de 24 a 72 horas después de la intoxicación, aparecen las complicaciones renales.

“Yo solía comer de todo”, dijo el investigador de 50 años durante el juicio, y agregó que de ahora en adelante debe llevar una dieta “vegetariana contra mi voluntad” por el daño que el tóxico ocasionó a sus riñones. “Estoy muy consciente del hecho de que mi esperanza de vida se ha reducido”, señaló. Luego su voz se quebró cuando contaba que planea pasar los próximos diez años ahorrando “en caso de que ya no esté aquí”. 

Aunque los medios locales no han especificado si el hombre aún recibe diálisis, las personas con insuficiencia renal deben someterse a una dieta baja en fósforo, sodio, potasio y proteínas. Estas últimas se encuentran en alimentos como carne, pescado, huevo y productos lácteos. Por ende, el seguimiento estricto con un nutricionista cobra vital importancia.

Mientras tanto, la oncóloga especializada en cáncer de mama espera una sentencia que puede fluctuar entre  cinco años y cadena perpetua luego de que los miembros del jurado la hallaran culpable de "asalto a un miembro de la familia", relata el Houston Chronicle. 

Además de la absolución, el jurado podría haber decidido que González y Blumenschein no tenían una relación, ya que en el juicio se estableció que tenían sexo ocasional al tiempo que Blumenschein llevaba una década con su novia. En tal caso, podrían haber declarado a la oncóloga culpable de agresión, un delito de segundo grado con una pena máxima de dos a 20 años. 

Por el momento, el mejor escenario para la médica es la libertad condicional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.