Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/26/2011 12:00:00 AM

Gobierno rebelde de Libia se traslada a Trípoli

El anuncio se da mientras se recrudece el enfrentamiento alrededor de la última fortaleza de Muamar Gadafi la madrugada del viernes. Entretanto, la ONU desbloqueó 1.500 millones de dólares de fondos libios para ayuda.

El gobierno interino libio encabezado por rebeldes anunció el viernes que se traslada desde Bengasi, la segunda ciudad más importante del país, hacia Trípoli, la capital de Libia, en otro paso para tomar el control de la nación del norte de Africa.

Antes del amanecer, los rebeldes intercambiaron disparos con combatientes leales a Gadafi, los cuales se han parapetado en edificios residenciales en el vecindario de Abu Salim, un enclave del régimen en Trípoli.

El humo se elevaba de la región de Abu Salim y se escucharon disparos de ametralladoras de alto poder y estruendosas explosiones en Trípoli desde antes del amanecer.

Gadafi sigue prófugo, pero un ministro del gobierno rebelde indicó que su captura no es un requisito imprescindible para establecer un nuevo gobierno en la capital.

"Ya podemos comenzar a reconstruir nuestro país. El (Gadafi) es quien básicamente está en las cloacas, y huye de una cloaca a otra", dijo el ministro de Finanzas del rebelde Consejo de Transición de Libia en una conferencia de prensa la noche del jueves.

Incluso con su gobierno en ruinas, Gadafi ha tratado de animar a sus simpatizantes para que maten a los rebeldes que han librado una guerra desde hace seis meses para derrocar a su régimen que duró 42 años.

"No le dejen Trípoli a las ratas. Combátanlas y mátenlas", dijo Gadafi en un nuevo mensaje por audio trasmitido por la cadena de televisión Al-Ouroba, una estación vía satélite con sede en Siria.

Desde que tomaron Trípoli el domingo, los rebeldes han batallado para tomar el control completo de la ciudad. El martes de apoderaron del enorme complejo gubernamental de Gadafi, Bab al-Aziziya, y también lucharon para tomar el control del vecindario cercano de Abu Salim.

El combate por Abu Salim ha sido particularmente cruento. Cadáveres cubiertos de heridas de bala de combatientes de ambos bandos quedaron tendidos por el suelo.
 
ONU desbloqueó fondos
 
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó a la víspera el desbloqueo de 1.500 millones de dólares en bienes libios depositados en bancos estadounidenses, unos fondos que serán utilizados en forma de ayuda urgente al país y que estarán disponibles en cuestión de días.

El desbloqueo de los bienes se logró después de que Sudáfrica aceptara apoyar la medida, propuesta por Estados Unidos, dentro del comité de sanciones del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, donde los estadounidenses habían tratado en las dos últimas semanas de aprobar el envío de fondos a los rebeldes libios.

"Sudáfrica ha aceptado levantar su bloqueo a la medida. Estamos muy satisfechos, ya que ahora todos los miembros del Consejo reconocen la importancia de ayudar al pueblo libio", dijo la embajadora adjunta de Estados Unidos, Rosemary DiCarlo, a la salida de una reunión del Consejo en la que se había previsto la votación de una resolución al respecto.

Esa votación fue anulada finalmente tras varias horas de negociaciones, en las que Estados Unidos y Sudáfrica acercaron posturas, después de que la delegación africana fuera la única dentro del Consejo de Seguridad en mostrar sus reticencias a una medida que dotará de fondos a los rebeldes libios.

"Finalmente ha quedado claro que la situación sobre el terreno ha cambiado considerablemente y que tenemos que movilizarnos. Los fondos irán a parar a manos de las autoridades pertinentes en Libia, que son ahora mismo los responsables del Comité Nacional de Transición (CNT)", añadió la representante estadounidense.

El cambio de actitud de Sudáfrica permitió que hubiera unanimidad en el comité de sanciones, que sólo puede actuar con el respaldo de los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad.

Según explicaron fuentes diplomáticas que participaron en las negociaciones, Sudáfrica se mostraba contraria a que en los documentos por los que se aprobaba el desbloqueo de fondos se citara al CNT libio, por lo que finalmente Estados Unidos aceptó cambiar la mención e incluir "autoridades pertinentes libias".

Tras ese acuerdo, Estados Unidos presentó una nueva petición al comité de sanciones pidiendo el desbloqueo de los 1.500 millones de dólares de bienes libios que hay en bancos estadounidenses y que esta vez no se enfrentó a la oposición sudafricana, por lo que la movilización de los fondos será "cuestión de días", según las mismas fuentes.

"Queda claro que las autoridades pertinentes ahora mismo son el CNT", aseveró un diplomático estadounidense a la salida de la reunión del Consejo de Seguridad, quien explicó que las negociaciones vividas con Sudáfrica "no fueron políticas, sino técnicas".
Además, señaló que los fondos desbloqueados están "en bancos estadounidenses, por lo que serán las autoridades estadounidenses quienes los desbloqueen y los entreguen".

"Estamos satisfechos porque finalmente se han tenido en cuenta las preocupaciones de Sudáfrica", dijo por su parte a la prensa el embajador sudafricano ante la ONU, Baso Sangqu, quien reconoció que su delegación no quería que el comité de sanciones mencionara "a ninguna entidad libia, porque eso implicaría el reconocimiento del CNT, y todavía no hay una directriz desde la Unión Africana al respecto".

Poco después de llegar al acuerdo, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, emitió un comunicado en el que felicitó al comité de sanciones por su trabajo y en el que señaló que "la acción de hoy demuestra la solidaridad de la comunidad internacional con el valiente pueblo de Libia en un momento histórico".

La petición para el desbloqueo de fondos libios incluye una cláusula por la que se garantiza que "ninguna parte de los fondos" que se quieren desbloquear irían a parar "a la compra de armas, de equipos militares no letales u otras actividades militares".

Además estipula que, de los 1.500 millones de dólares que se desbloquearán, 500 millones irán a parar a manos de varias ONG "para responder a las necesidades humanitarias" que tiene el país y 500 millones para pagar a "proveedores de combustible con uso estrictamente civil".

El objetivo de esa medida es "pagar los costes de combustibles relacionados con hospitales, la generación de electricidad y otras necesidades estrictamente civiles, así como compras humanitarias", según los documentos presentados por los estadounidenses.

Los 500 millones restantes irán a un fondo internacional de apoyo a los rebeldes que los dividirá entre 400 millones de dólares para sufragar "los gastos relacionados con los servicios sociales del país, como la educación y la sanidad", y 100 millones más en compras de "suministro de alimentos, electricidad y otras compras humanitarias para el pueblo libio".
 
AP y EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.