Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/08/12 00:00

Habló la mujer condenada por adulterio en Irán

Sakineh Mohammadi-Ashtiani admite haber conversado sobre la posible muerte de su esposo con su eventual asesino, en varias ocasiones.

Habló la mujer condenada por adulterio en Irán

Una entrevista con Sakineh Mohammadi-Ashtiani, la mujer condenada a muerte por adulterio en Irán, fue transmitida por la televisión de ese país.
 
La cadena televisiva presentó las declaraciones de Ashtiani –quien durante la comparecencia admite haber conversado sobre la posible muerte de su esposo con su eventual asesino en varias ocasiones- como una confesión de su complicidad.
 
Pero en una entrevista con el diario británico The Guardian, su actual abogado, Houtan Kian, dijo que la supuesta confesión había sido obtenida luego de dos días de tortura. "La golpearon severamente y la torturaron hasta que aceptó aparecer en frente de las cámaras", afirmó Kian.
 
Si bien durante la transmisión no se hizo ninguna mención a la sentencia, grupos de derechos humanos creen que la ejecución de la mujer es ahora inminente.
 
"Una broma"
 
"Ese hombre no hizo más que engañarme. Decía que iba a hacer esto y lo otro por mí. Decía que iba a cuidar de mí", parece decir Ashtiani en la entrevista, donde además asegura "me decía que matáramos a mi esposo. Pero nunca creí que fuera a hacerlo. Siempre pensé que era una broma, me decía a mí misma que estaba loco. Luego me dí cuenta que era un asesino"
 
"Ese día mi suegra estaba en la casa. Cuando fui a darle su medicina me dí cuenta que este hombre había traído todo el equipo necesario. Trajo aparatos eléctricos, cables y guantes. Y luego mató a mi esposo electrocutándolo". "Antes me había pedido que mandara a mis hijos a la casa de su abuela", se lee en la transcripción del persa hecha por el Servicio de Monitoreo de la BBC.
 
Las autoridades iraníes sostienen que Ashtiani colaboró con el asesino inyectándole un anestésico a su marido. "Después de que el esposo quedó inconsciente, el verdadero asesino mató a la víctima conectando electricidad en su cuello", dijo el jefe del sistema judicial de la provincia de Azerbaijan Oriental durante la misma transmisión televisiva.
 
¿Publicidad perjudicial?
 
Bajo la ley islámica, o sharia, tanto el asesinato como el adulterio son crímenes que merecen la pena capital. Pero el caso de Ashtiani atrajo considerable atención internacional gracias a las gestiones de su primer abogado, Mohammad Mostafaei. A inicios de mes, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó incuso a proponerle a Irán que le permitiera concederle asilo a la mujer.
 
Y la invitación que fue renovada este miércoles por el canciller brasileño, Celso Amorim, quien dijo que "un gesto humanitario" podía resultar beneficioso para los intereses de Irán. Durante la entrevista, sin embargo, Ashtiani acusó a Mostaefi –quien huyó del país luego de que las autoridades iraníes intentaran arrestarlo- de haberla perjudicado al hacer público su caso y se dijo dispuesta a demandarlo.
 
Y, hasta el momento, Irán no parece dispuesto a ceder ante las demandas internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.