Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/11/05 00:00

Haití ahora enfrenta la amenaza de Tomás

La tormenta tropical Tomás, con vientos máximos sostenidos de 85 kms/h amenaza a los miles de sobrevivientes del terremoto de Haití que aún viven en campamentos.

Haití ahora enfrenta la amenaza de Tomás
;
BBC

El portavoz del Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami, Dennis Feltgen, dijo a BBC Mundo que los vientos –que ya se empezaron a sentir- están tomando fuerza. “Existen probabilidades de que se convierta en huracán, sobrepasando las 75 millas (120 kms/h). Sin embargo, no tenemos ninguna certeza. Puede que sí, puede que no”.

Algunos campamentos están siendo evacuados, por lo que autoridades locales están recomendando a aquellos que siguen viviendo en tiendas de campaña que se muden a un refugio más seguro.

Además, los trabajadores de la salud temen que la lluvia pueda empeorar la epidemia de cólera que afecta a Haití y que ha dejado centenares de muertos.

Laura Trevelian, corresponsal de la BBC en Puerto Príncipe, dice que el hecho de que el país posee amplias zonas deforestadas, las fuertes lluvias podrían causar deslizamientos de tierra.

Miedo y confusión

Además de advertir a Haití, el Centro Nacional de Huracanes también ha lanzado una alerta de huracán para el suroeste de Bahamas, las islas Caicos y la bahía cubana de Guantánamo.

También emitió una advertencia de tormenta tropical para Jamaica y las provincias cubanas de Holguín y Santiago de Cuba.

Se esperan al menos 38 centímetros de lluvia sobre Haití y República Dominicana e incluso lluvias más intensas en Jamaica y Cuba.

Miloudy Vicente, un asesor del Ministerio de Educación de Haití, dijo que las escuelas se cerrarían temporalmente para ser utilizadas como refugios.

Nadia Lochard, funcionaria de Protección Civil, dijo que las estaciones de radio se utilizarían para comunicar a los que viven en campamentos que deben “moverse a un lugar seguro", como casas de amigos o familiares.

Los corresponsales, sin embargo, dicen que el miedo y la confusión se han extendido por los campos y que muchos no tienen a dónde ir.

En el campo de desplazados Corail-Cesselesse ocurrieron enfrentamientos este miércoles, cuando los funcionarios trataron de explicar en qué consistía una evacuación voluntaria, que estaba prevista para unas 8.000 personas.

Bob Poff, director de servicios de desastre para el Ejército de Salvación en Haití, dijo a la BBC que estaba "muy preocupado" por posibles inundaciones y deslizamientos de tierra.

"Cerca de 15.000 personas se encuentran en un campo adyacente a nuestra sede en Puerto Príncipe. Estamos muy preocupados por ellos porque están muy cerca del mar”.

"Estas personas no tienen a dónde ir. Por eso estamos proporcionándoles los materiales que necesiten para resguardarse, sobre todo a los más vulnerables. Pero no hay forma de albergar a ese número de personas."

Las agencias de ayuda almacenan suministros para la tormenta y los Estados Unidos han desplegado el barco USS Iwo Jima para ayudar en cualquier situación de emergencia humanitaria.

La organización Médicos sin Fronteras asegura que han debido mover pacientes de tiendas de campaña a refugios más fuertes y que ya tienen disponibles helicópteros en la vecina República Dominicana.

Los médicos han advertido que las lluvias torrenciales podrían inundar las instalaciones sanitarias y contaminar el agua potable, empeorando la epidemia de cólera que afecta al país.

Este miércoles funcionarios de la salud aseguraron que los casos de cólera se habían incrementado en un 40% y que el número de muertos había ascendido a 442. Sólo desde el sábado han muerto 105 personas.

Se calcula que 1,3 millones de sobrevivientes del devastador terremoto de enero continúan viviendo en los campamentos ubicados en los alrededores de la capital de Haití.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.