Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/10/12 00:00

"Hará falta un 70% más de alimentos"

La producción de alimentos tendrá que aumentar un 70 por ciento en los próximos años para alimentar a la creciente población del planeta.

"Hará falta un 70% más de alimentos"

Esta es la conclusión que emitió este lunes la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

En una conferencia sobre seguridad alimentaria de dos días que se está celebrando en Roma, sede de la FAO, la agencia advierte que hay que cultivar más cantidad de tierras.
Si no, se teme que hacia el año 2050 –en el que se estima que habrá 9.000 millones de habitantes, unos 2.300 millones más que ahora- unas 400.000 personas sufrirán hambre.

Según apunta desde Roma el corresponsal de la BBC Duncan Kennedy, el cambio climático y el descenso en el número de personas trabajando la tierra no ayudan a resolver el problema.

¿Cómo alimentar al mundo?
La FAO advierte que debe hacerse algo cuanto antes para evitar escasez de alimentos.
El director general de la FAO, Jacques Diouf, afirmó este lunes que la agricultura debe hacerse más productiva si pretende alimentar a una población mundial mucho mayor al tiempo que se responde a los formidables retos medioambientales que se avecinan.

Al inaugurar el foro, llamado "Cómo alimentar al mundo en 2050", Diouf afirmó que en los próximos 40 años se prevé que "el efecto combinado del crecimiento demográfico, el fuerte aumento de los ingresos y la urbanización....resulte en una demanda de casi el doble de alimentos".

Diouf señaló que los incrementos deberán obtenerse en su mayoría del aumento de los rendimientos y una mayor intensidad de los cultivos más que de un aumento de las tierras cultivables, aunque todavía existen amplios recursos en tierras con potencial para ser cultivadas, especialmente en África subsahariana y Latinoamérica.

Cambio climático
Además de una creciente escasez de recursos naturales como tierra y agua, "la agricultura mundial tendrá que hacer frente a las consecuencias del cambio climático, en especial el aumento de las temperaturas, una mayor variabilidad del régimen de lluvias y fenómenos climáticos extremos cada vez más frecuentes, entre ellos inundaciones y sequías", alertó Diouf.

El cambio climático reducirá la disponibilidad de agua y llevará a un incremento de las plagas y enfermedades de animales y plantas.

Según el máximo responsable de la FAO, los efectos combinados del cambio climático pueden llevar a una reducción potencial de la producción de hasta 30% en África y 21% en Asia.

Diouf subrayó que las inversiones en una mejor gestión y control del agua deben ser consideradas prioritarias.

La FAO calcula que serán necesarios US$44.000 millones anuales de ayuda oficial para inversiones en agricultura en los países en desarrollo, frente a los 7.900 millones que se gastan en la actualidad.

El objetivo de la cumbre –a la que acuden cerca de 300 expertos de todo el mundo- es alcanzar "un acuerdo para la erradicación completa y rápida del hambre, de forma que todos los habitantes de la Tierra puedan disfrutar del más elemental de los derechos humanos: el derecho a la alimentación".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.