Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/08/26 15:33

Así empezó la historia de amor de los Obama

Llega a las salas de cine 'Southside With You', una recreación del primer día de ocio compartido por el actual presidente de Estados Unidos y la Primera Dama.

El realizador se documentó exhaustivamente para recrear lo que fue aquella primera y definitiva cita entre Michelle Robinson, de 25 años, y Barack Obama, de 28. Foto: AP
;
BBC

"Esto no es una cita", le dice firmemente la joven Michelle Robinson a su colega de trabajo Barack Obama cuando viene a recogerla en su destartalado auto para asistir a una reunión comunitaria.

Estamos en el verano de 1989 en Chicago, Estados Unidos.

Antes, cada uno se prepara para el encuentro.

Michelle le habla de Barack a su padre, que exclama "Barack ¿O-qué?".

Por su parte, Barack le cuenta a su abuela sobre Michelle.

Ambos trabajan en una firma de abogados de Chicago, ella es su tutora mientras él hace una pasantía antes de regresar a la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard en otoño.

Lo que no iba a ser una cita terminó convirtiéndose en una historia de amor conocida internacionalmente.

Ahora, llega a las salas de cine Southside With You (en referencia a la zona sur de Chicago de la que es originaria Michelle), una recreación de ese primer día de ocio compartido por el actual presidente de Estados Unidos y la Primera Dama.

Le puede interesar: Usted podrá escribirle al presidente Obama

Cautela de Michelle

Con una presentación que recuerda a una obra de teatro, la película supone el estreno del director y guionista Richard Tanne.

El realizador se documentó exhaustivamente para recrear lo que fue aquella primera y definitiva cita entre Michelle Robinson, de 25 años, y Barack Obama, de 28.

Para hacer notar que es 1989, en la radio del auto de Obama suena la canción de Janet Jackson "Miss You Much".

Desde un comienzo, Barack no esconde sus intenciones de conquistar a Michelle, quien también se siente atraída por él.

Sin embargo, es reacia a salir con el joven pasante.

Al ser su tutora durante su periodo en la firma de abogados en la que trabaja, Michelle está preocupada por el qué dirán, no quiere convertirse en carne de cañón para los chismosos de la oficina.

Ahí es cuando ella le advierte, ásperamente, que "esto no es una cita".

Le recomendamos leer: Obama le tiene miedo a Michelle

Ficción y realidad

Muchos de los eventos que, según la película, ocurrieron aquel trascendental día han sido bien documentados.

Primero asistieron a una exposición en el Arts Institute en la que disfrutaron de la obra de Ernie Barnes

Después, vieron la película de Spike Lee, Do the Right Thing ("Haz lo que debas"), pasearon sin rumbo y hablaron incansablemente.

El director incluye una reunión comunitaria que, al parecer, no sucedió ese día, pero sirve para ver los primeros destellos de Obama (interpretado por Parker Sawyers) como orador y cómo Michelle (interpretada por Tika Sumpter) empieza a bajar sus defensas.

En una cita que se va alargando, en la que el almuerzo conduce a la tarde y la tarde a la noche, los jóvenes abogados hablan sobre temas generales como las tiendas o la música.

Comparten también sus historias de vida, hablan sobre religión y sobre cómo es ser afroestadounidense en las universidades más prestigiosas del país y en un entorno empresarial que, lamentan, los fuerza a trabajar el doble.

Pese a su inicial resistencia, Michelle no se aleja de la compañía de Barack. En un momento crucial para su historia común, comen un helado sentados en un banco yél se decide a besarla. Ella no lo rechaza.

El propio Obama describió esa misma escena en su libro de 2006 The Audacity of Hope ("La audacia de la esperanza").

"Le pregunté si podía besarla", escribió Obama, y a continuación simplemente añadió: "Supo a chocolate".

Así, la no cita terminó floreciendo en algo especial que la firme Michelle tampoco pudo negar.

Ese día empezó un noviazgo de tres años que culminó en la boda de los Obama en octubre de 1992.

¿Demasiado pronto?

La película, que fue presentada en el Festival de Sundance anteriormente este año, ha recibido comentarios positivos, especialmente por el trabajo de sus dos protagonistas.

El hecho de que el público sepa en qué terminó esa primera cita no le quita interés sino que le añade atractivo, dicen los críticos, porque despierta la curiosidad de los espectadores por saber cómo empezó esta historia de amor.

Sin embargo, hay quienes critican la imagen prácticamente impecable que se presenta de Barack Obama, en lo que consideran una suerte de ejercicio de nostalgia anticipada conforme se acorta el tiempo que le queda al mandatario en la Casa Blanca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.