Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2013 12:00:00 AM

Hoy se conocerá al verdadero Obama

Sin la presión de la reelección el mandatario se la podrá jugar por entero en su discurso.

Este martes, por quinta vez, el presidente de Estados Unidos se dirigirá al Senado en pleno, en algo que en el país se llama el discurso de 'Estado de la Unión' ('State of the Union'). En esta ocasión, a diferencia de la previa etapa electoral, lo que esta vez diga reflejará al verdadero Obama. Si alguna cosa queda por saberse del presidente, de sus verdaderas intenciones, hoy es el día.

Y es que Obama es un hombre decidido. Pese a sus buenas maneras del graduado de Harvard, el mandatario no teme tomar la iniciativa e imponer sus puntos de vista cuando la ley se lo permite. Lo hizo en temas como las guerras de Iraq y Afganistán, la ley 'no preguntes, no digas', las regulaciones bancarias,  las políticas de impuestos hacia los ricos, el uso de la tortura como herramienta de interrogación,  entre otros, y lo hará seguramente en otros temas álgidos.

En el tema de Afganistán, de hecho, Obama anunciará el retiro de unos 34.000 soldados antes de fin de año, lo que reducirá la presencia militar estadounidense en ese país a la mitad, según adelantó la propia Casa Blanca. "Las reducciones adicionales del contingente continuarán hasta el fin de 2014 a medida que los afganos asuman la responsabilidad plena por su defensa" añadió un funcionario de la administración.

La regularización de la inmigración, el control de armas y la profundización de las reformas económicas a favor de la clase media, podrían ser las apuestas de Obama para su nuevo mandato. Ya no son apuestas arriesgadas sino más bien ventanas que le abren al presidente la posibilidad de construir un legado, de dejar su huella en la historia de su país.

La legalización de la inmigración, algo que los republicanos han evitado sistemáticamente y que les ha costado mucho electoralmente, parece un pulso que Obama puede ganar. Para los 11 millones de personas indocumentadas en Estados Unidos sería un proceso será largo, dispendioso y costoso, pero por lo menos tendrían la oportunidad de regularizar su situación migratoria.

El tema del control de armas, tan coyuntural como controversial, no parece ser tan fácil de solucionar. Políticamente es posible que Obama opte por una solución intermedia, como controlar algún tipo de ellas, limitar el acceso a las mismas, restringir su porte en algunos lugares como escuelas o sitios públicos y establecer campañas educativas.

Aquí, en todo caso encontrará una oposición arraigada: el partido Republicano, la poderosa Asociación Nacional del Rifle -a la que pertenecen pesos pesados de la sociedad estadounidense- y los comerciantes de armas, entre ellos Wal-Mart, corporación que “derivó entre el 12% y 30% de sus ingresos de este negocio en el año 2012”, según publicó por Ameritrade.

El manejo económico y la apuesta por una sociedad más justa, también será una apuesta de Obama. Es claro que el presidente reclama una clase millonaria más comprometida en el pago de impuestos y la generación de puestos de trabajo dentro del país. Y en la medida de sus posibilidades se la jugará para obligar a los ricos a comportarse de esa manera, ya en gran medida lo demostró al no prorrogar algunas excepciones de impuestos concedidas por Bush.

Por lo tanto, el de hoy no será un discurso común, sino más bien la revelación de lo que en realidad es el verdadero Obama, su esencia. Una voz que fijará la carta de navegación de los siguientes cuatro años en la política estadounidense.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.