Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2011 12:00:00 AM

Hu reconoce que China debe mejorar situación de derechos humanos

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y china, Hu Jintao, se reunieron este miércoles en Washington, un encuentro en el que el tema de los derechos humanos fue plato fuerte.

El presidente Barack Obama y su colega chino, Hu Jintao, discutieron el miércoles sobre derechos humanos, con Obama declarando que los estadounidenses creen que tales garantías son "fundamentales" y Hu afirmando que China ha hecho progresos, pero "aún queda mucho por hacer" para mejorar en el tema.
 
Hu, sin embargo, acotó que Beijing sólo debatirá sobre el tema en un marco de "respeto mutuo y no injerencia" en sus asuntos.
 
Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Hu afirmó que China es un país en desarrollo con una enorme población que enfrenta desafíos para el desarrollo económico y social. Agregó que la situación de los derechos humanos debe considerarse en esas circunstancias.
 
De todos modos, Hu dijo que China continuará sus esfuerzos por "mejorar las vidas de nuestro pueblo y promover la democracia y el imperio del derecho".
 
Sus declaraciones tuvieron lugar momentos después que el presidente estadounidense Barack Obama dijera a los periodistas que Estados Unidos promoverá la libertad de palabra, reunión y religión para el pueblo chino.
 
Obama agregó que determinados derechos son universales y "trascienden la cultura". Agregó que las políticas chinas sobre derechos humanos han sido una fuente de tensión entre ambos países.
 
Ambos mandatarios hablaron durante una conferencia de prensa, algo inusual para Hu, luego de reunirse a puerta cerrada en la Casa Blanca.
 
Poco antes del encuentro, tras honores como la alfombra roja y la guardia militar en uniformes históricos, los mandatarios pronunciaron discursos donde no aguardaron para enviarse mensajes algo filosos.
 
En su discurso de bienvenida, tras afirmar que cada país tenía un enorme interés en juego en el futuro del otro, Obama abordó los derechos humanos.
 
"También sabemos esto: La historia demuestra que las sociedades son más armoniosas, las naciones más prósperas y el mundo más justo cuando se protegen los derechos y responsabilidades de todas las naciones y todos los pueblos, incluidos los derechos universales de cada ser humano", dijo el presidente estadounidense.
 
Hu respondió que la relación entre las dos potencias debe basarse en el "respeto mutuo" y cada país debe reconocer los intereses medulares y elección del camino de desarrollo del otro, insinuando que hay límites a lo que Beijing está dispuesto a aceptar de parte de Washington en asuntos desde la moneda hasta los derechos humanos.
 
Fue la primera visita de Hu a Estados Unidos desde 2006, cuando la ceremonia de bienvenida se vio trastornada por torpezas protocolares y los gritos hostiles de un miembro del grupo espiritual Falun Gong. Nada de ello sucedió este miércoles.
 
El arribo siguió una coreografía estricta, con apretones de mano del presidente, el vicepresidente Joe Biden, las esposas de ambos y una larga hilera de dignatarios de Washington y Beijing.
 
Obama y Hu asistieron en posición de firmes a la ejecución de los himnos nacionales por una banda militar. El himno chino fue anunciado correctamente como el de la "República Popular China", evitando una metedura de pata como la de 2006, cuando el anunciador usó el nombre oficial de Taiwán.
 
Los presidentes pasaron revista a la tropa formada en el jardín de la Casa Blanca y luego se acercaron a una cuerda donde saludaron a niños y jóvenes que portaban banderas de los dos países.
 
Obama y Biden se reunieron con Hu en la Oficina Oval antes de un encuentro ampliado al que asistieron sus colaboradores. El presidente recibió luego a Hu con una delegación de empresarios chinos y 14 empresarios estadounidenses.
 
Para coronar la jornada habrá una cena de gala.
 
Intercambio
 
Este miércoles trascendió que China adquirirá bienes a Estados Unidos por valor de 45.000 millones dólares, incluyendo 19.000 millones por 200 aviones Boeing.

China invertirá en productos agrícolas, de telecomunicaciones y tecnológicos, de empresas como General Electric, Honeywell y Navistar, entre otras. La Casa Blanca dijo que estos acuerdos sustentarán 235.000 empleos en Estados Unidos.

El anuncio de las inversiones podría calmar algunos temores tanto del gobierno como del sector empresarial estadounidenses, quienes han acusado a China de subvaluar artificialmente su moneda para encarecer los productos de Estados Unidos en China y abaratar los productos chinos en el país americano.

Las compañías estadounidenses también critican la política china de "innovación indígena", por la cual Beijing sólo admite la adquisición de productos diseñados en China.

La Casa Blanca dijo el miércoles que China tomó medidas para flexibilizar esa política, al aceptar que las decisiones de compras del gobierno no se basen en dónde se encuentra la propiedad intelectual de bienes o servicios.

La Casa Blanca añadió que bajo otro acuerdo, China no discriminará contra productos innovadores fabricados por proveedores extranjeros que operan en el país asiático.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.