Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/06/27 00:00

Humor electoral

Humor electoral

Un programa de humor tiene nerviosos a los políticos que participan en las elecciones legislativas en Argentina. Es el Gran Cuñado, una parodia del reality Gran Hermano, cuyos participantes son personajes de la vida política argentina. O mejor dicho, actores que representan a líderes políticos. Un Néstor Kirchner (ex presidente y esposo de la actual mandataria, Cristina) exageradamente bizco y un Francisco de Narváez (magnate y candidato opositor) simpático y metrosexual, hacen reír a los argentinos todas las semanas y, sutilmente, mueve opinión en un ambiente electoral cargado de tensión. Con una audiencia de cerca de tres millones de televidentes, la preocupación de los políticos no resulta gratuita, pues en una encuesta realizada en la capital, el 15 por ciento de los bonaerenses admitió que su decisión estaría influenciada por el reality.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.