Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2012/12/29 00:00

Identifican a sospechosa de asesinato en metro de Nueva York

La mujer, que confesó el crimen, se llama Erika Menéndez, es de origen latino y tiene antecedentes de transtornos mentales.

Retrato hablado de la sospachosa de haber lanzado a un hombre de origen indio a las vías del metro en Nueva York. Foto: AP / New York City Police Department

Una mujer aparentemente hispana que dijo a la Policía de Nueva York que ella fue quien empujó a las vías del metro a un hombre antes de morir arrollado por un tren fue acusada el sábado de homicidio por intolerancia.

Erika Menéndez, de 31 años, dijo a la Policía que lo hizo porque creía que el hombre era musulmán y que ella odia a los islámicos desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Menéndez estaba por escuchar los cargos el sábado en una audiencia, dijo el fiscal del distrito de Queens, Richard A. Brown.

La mujer dijo que empujó a Sen por la espalda, según las autoridades.

"Empujé a un musulmán a las vías del tren porque odio a los hindúes y musulmanes desde 2001, cuando derribaron las torres gemelas. Les he dado duro", dijo Menéndez a la Policía, de acuerdo con la fiscalía federal.

Sunando Sen murió el jueves en la noche al ser arrollado por el tren de la línea siete, que conecta Queens con Manhattan. Sen fue el segundo usuario que pierde la vida de una manera horripilante en diciembre en una estación del metro de Nueva York.

Sen era originario de India, pero la Policía dijo desconocer si era musulmán, hindú o de alguna otra fe. Tenía de 46 años de edad y era un residente de Queens. Sen dirigía un negocio de imprenta.

Si Menéndez es declarada culpable, podría ser sentenciada a una pena que va de 25 años de cárcel a cadena perpetua. No fue posible contactar a Menéndez para conocer sus declaraciones porque estaba bajo custodia. No estaba claro si ya tenía un abogado.

La Policía arrestó el sábado Menéndez después de que un transeúnte en una calle se percató que ella se parecía a la mujer en un video de seguridad tomado el jueves por la noche en la estación 40th Street/St-Lowry Street, en el barrio neoyorquino de Queens.

La víctima fue tirada a las vías del tren en una estación elevada. Según testigos, una mujer que refunfuñaba se levantó de una banca en el andén y empujó a Sen a las vías cuando el tren entraba a la estación. Ella huyó corriendo del lugar.

Ambos no se conocían, dijeron las autoridades. Los testigos afirmaron que la mujer y Sen no intercambiaron palabra alguna.

La Policía difundió un boceto de la mujer así como las imágenes de la cámara de video de seguridad en las que aparecía corriendo al exterior de la estación.

La Policía arrestó a la mujer el sábado por la mañana luego de que un transeúnte la reconociera en una calle de Brooklyn y llamó al número de emergencias 911.

La Policía acudió al lugar, confirmó su parecido y la llevó a una comisaría, donde ella hizo declaraciones implicándose en el crimen, dijo el vocero de la Policía de la ciudad, Paul Browne.

El fiscal de distrito dijo que no pueden tolerarse expresiones de intolerancia contra los musulmanes ni los hindúes. "La detenida está acusada de cometer lo que sería la peor pesadilla para cualquier usuario del metro", apuntó.

El 3 de diciembre, un hombre fue empujado a las vías del metro en Times Square ocasionando su muerte. Un vagabundo fue arrestado y acusado de haber empujado a la víctima a las vías. El hombre está en espera de juicio y argumentó que actuó en defensa propia.

El alcalde Michael Bloomberg pidió el viernes a los residentes de Nueva York que vean en perspectiva los crímenes en el metro. La noticia de la horrible muerte de Sen llegó mientras el alcalde ha insistido en que la cifra anual de homicidios de la ciudad ha bajado.

"Es un caso muy trágico, pero quiero que nos enfoquemos en la seguridad general de Nueva York en la actualidad", dijo Bloomberg a periodistas el viernes.

Sin embargo, los usuarios manifestaron su preocupación en torno a la seguridad en este sistema de transporte colectivo.

"La verdad sólo es un comentario muy triste sobre el mundo y sobre los seres humanos. Punto", dijo Howard Roth, quien utiliza el metro diariamente.

Sobre el empujón mortal, Roth dijo que le recordó un consejo: "Lo mejor es lo que dicen: No pararse cerca de la orilla y mantenerse alerta".

Las muertes de este tipo en el metro son extrañas, pero entre los casos notorios figura el de Kendra Webdale, una aspirante a guionista, quien murió luego de que un ex paciente psiquiátrico la empujó a las vías.

Ese caso impulsó a que se promulgara una ley estatal para aumentar la vigilancia de personas con problemas mentales a quienes se les ha permitido vivir fuera de las instituciones psiquiátricas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×