Martes, 17 de enero de 2017

| 2010/09/08 00:00

Iglesia de EE.UU. insiste con quemar el Corán

El templo de Florida que organizó una quema de copias del Corán para el próximo sábado, día en el que se cumplen 9 años de los atentados del 11 de septiembre, dice que, a pesar de la polémica, su plan sigue en pie.

El pastor Terry Jones es el organizador de la quema del Corán. Foto: AP
;
BBC

La pequeña iglesia del estado de Florida que pretende quemar copias del Corán este sábado, en el aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, dijo que desafiará la condena internacional y seguirá adelante con sus planes.

El general David Petraeus, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, advirtió que la vida de los soldados podría estar en peligro si el templo protestante de la ciudad de Gainesville, Dove World Outreach Center, insiste con la propuesta.

La secretaria de Estado Hillary Clinton, el Vaticano, los países musulmanes y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) también arremetieron contra la idea, y el Procurador General de EE.UU., Eric Holder, dijo que es "estúpida y peligrosa".

Pero el organizador de la quema, el pastor Terry Jones, afirmó: "Debemos enviar un mensaje claro a los elementos radicales del Islam".

La controversia se produce en momentos en que la relación de EE.UU. con el Islam está en medio de una tormenta.

Dentro del país existe un debate acalorado sobre una propuesta para construir un centro islámico en Nueva York, a dos cuadras de la Zona Cero, donde ocurrieron los ataques del 11 de septiembre.

"Irrespetuoso y vergonzoso"

Al hablar en una cena del Departamento de Estado que marcaba el fin del mes sagrado musulmán del Ramadán, Clinton criticó al pastor Jones.

"Me siento satisfecha por la condena clara e inequívoca a este acto irrespetuoso y vergonzoso que han emitido líderes religiosos de todos los credos de EE.UU.", dijo.

A pesar de que la congregación tiene sólo 50 feligreses, los planes de la iglesia del pastor Jones en Gainesville han tenido repercusiones en todo el mundo, incluyendo manifestaciones en Afganistán e Indonesia.

El general David Petraeus, comandante de las fuerzas de EE.UU. en Afganistán, dijo el lunes que la acción podría causar problemas "no sólo en Kabul, sino en todo el mundo".

"Es precisamente el tipo de acción del que el Talibán se aprovecha y puede causar problemas significativos", afirmó en un comunicado.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, declaró el martes: "Cualquier tipo de actividad que pone a nuestras tropas en peligro es una preocupación".

El pastor Jones, autor de un libro titulado "El Islam es diabólico", dijo que entiende las preocupaciones pero que es "hora de que los estadounidenses dejemos de pedir perdón por nuestras acciones y de reverenciar a los reyes".

Otro religioso de la iglesia confirmó que los feligreses tienen la intención de quemar varios cientos de ejemplares del Corán en la noche del sábado, en el noveno aniversario de los ataques en Nueva York, haciendo caso omiso a una norma de la ciudad que impide encender hogueras al aire libre.

Una reunión de líderes evangélicos, católicos, judíos y musulmanes en Washington condenó el martes las propuestas como una violación de los valores estadounidenses y bíblicos.

"He escuchado a muchos musulmanes estadounidenses decir que nunca han sentido esta ansiedad o inseguridad en el país desde el 11 de septiembre", dijo Ingrid Mattson, presidenta de la Sociedad Islámica de América del Norte.

Antecedentes

En el pasado, versiones de que soldados de EE.UU. profanaron el Corán en Afganistán e Irak causaron derramamiento de sangre.

Hubo protestas en Afganistán en 2008, cuando se supo que un militar estadounidense en Irak había acribillado a balazos una copia del libro sagrado musulmán.

Y aún se perdieron más vidas en los disturbios de Afganistán en 2005, cuando la revista Newsweek publicó una noticia en la que decía que los interrogadores de Guantánamo habían arrojado un ejemplar del Corán por el inodoro.

La historia más tarde resultó ser falsa y la revista tuvo que retractarse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.