Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/2013 12:00:00 AM

Cuál debe ser el impuesto a la marihuana

Colorado debate cuánto porcentaje se debe cobrar por el consumo recreativo de esta droga.

Casi un año después de que Colorado legalizó el consumo recreativo de la marihuana, los votantes del estado tienen la oportunidad de decidir exactamente cuál será el impuesto sobre ese comercio.

El martes, los votantes resolverán si aprueban un impuesto especial de 15% sobre la marihuana cuya recaudación estará destinada a la construcción de escuelas, además de un impuesto adicional de 10% sobre las ventas para financiar las tareas policiales relacionadas con la droga.

Algunos activistas promarihuana están en campaña contra los impuestos, argumentando que la droga debería tener un impuesto similar al de la cerveza, que tiene una tasa de ocho centavos por galón (equivalente a poco menos de cuatro litros). Los activistas han repartido cigarrillos de marihuana en protestas.

“Nuestro sistema de bebidas alcohólicas está bien regulado con los impuestos que tiene, así que no tenemos necesitad de ese enorme impuesto sobre la marihuana”, dijo Miguel López, coordinador voluntario de la campaña de oposición al impuesto adicional en Colorado.

Aunque los sondeos indican que el impuesto será aprobado — incluso en un estado en el que frecuentemente los votantes rechazan impuestos — no se sabe cuánto va a ingresar el estado.

Una proyección preparada para los votantes por analistas fiscales del estado pronostica que los impuestos generarán 70 millones de dólares al año. Pero una versión inicial del presupuesto para el año fiscal 2014-15 no incluye la cantidad esperada de ingresos por marihuana.

La recaudación potencial de los impuestos a la marihuana es una cuestión importante para las perspectivas de legalización de la droga en otros estados. Si los ingresos para Colorado y Washington por concepto de esos impuestos con considerables, otros estados pudieran considerar favorablemente la legalización.

Pero si los fumadores recreativos en los dos estados deciden quedarse en el mercado negro para evitarse los impuestos, mientras el precio para regular la nueva industria sube, la legalización de la marihuana podría parecer de pronto una mala idea.

Por eso muchos en la industria de marihuana en Colorado están presionando por el nuevo impuesto, diciendo que como la mayoría de la gente no consume marihuana, el público necesita ver los beneficios de legalizarla.

“Los impuestos son una oportunidad para mostrar que la marihuana puede tener un papel valioso en la comunidad”, explicó Joe Megyesy, portavoz de la campaña que promueve la ley de impuestos.

El respaldo al impuesto se extiende a políticos que se opusieron a la legalización de la marihuana, incluyendo el gobernador demócrata John Hickenlooper y el secretario de Justicia, el republicano John Suthers.

Colorado y la marihuana

Junto a Washington, Colorado se convirtió en uno de los dos primeros estados de Estados Unidos en despenalizar el consumo recreativo de la marihuana, en noviembre del 2012. Los ciudadanos del lugar lo aprobaron en uno de los numerosos referendos realizados con motivo de las elecciones en las que Barack Obama fue reelegido presidente del país. 

Desde entonces, los mayores de 21 años pueden tener 28,5 gramos de marihuana como máximo para consumo personal. Del mismo modo, se permite la venta legal del cannabis si se hace el correspondiente pago de impuestos, aunque la venta solo se realizará en tiendas que cuenten con una licencia otorgada por el estado.

Con información de AP. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.