Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2013/02/21 00:00

Informe secreto habría provocado renuncia del Papa

Según ‘La Repubblica’, Benedicto XVI habría conocido una red de chantajes y sexo en el Vaticano.

El Papa habría encargado el informe secreto el año pasado Foto: Archivo SEMANA

Un informe encargado por Benedicto XVI el año pasado habría demostrado que miembros de la jerarquía de la iglesia Católica viven en medio de la violación de dos de los mandamientos, el sexto y el séptimo: “no cometerás adulterio” y “no robarás”.

El informe o (‘Relationem’, como se llamó al documento en latín) conocido por la periodista Concita di Gregorio, del diario italiano La Repubblica, habría sido preparado por los cardenales Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore de Giorgi y hablaría de una red de corrupción y sexo que existe al interior de la Iglesia.

El informe consta de unas 300 páginas y fue entregado a mediados de diciembre pasado. Solamente los tres cardenales y el papa Ratzinger conocerían a cabalidad su contenido. Entrevistas e informes realizados en diferentes congregaciones y latitudes, constituyen el documento presentado ante Ratzinger en 2012.

“En octubre, apareció el tema de la homosexualidad en el informe a Ratzinger. El asunto resultó muy difícil. La periodista habla de una Iglesia en la que existe "una red transversal (global) unida por la orientación sexual (homosexual)” afirma el artículo. Se habría indicado que las redes estarían malversando los recursos económicos del vaticano mediante el chantaje.

Según el rotativo, sospechas previas del Papa le habrían hecho manifestar el 11 de octubre, antes de la presentación final del informe, que “hoy en día, la alegría es más sobria y humilde. En cincuenta años hemos aprendido que la fragilidad humana también está presente en la Iglesia".

De acuerdo a La Repubblica, el 17 de diciembre fue la fecha en la que Benedicto XVl tomó la decisión que venía meditando. En esa semana recibió a su biógrafo, Peter Seewald, pocas horas después de recibir a los tres cardenales, y le dijo: “Yo soy viejo, es suficiente lo que hice”.

Así que la semana anterior a Navidad, el Papa ya había tomado su decisión. El cardenal Salvatore de Giorgi, uno de los tres investigadores, lo explicó el día cuando se conoció la renuncia: “Él hizo un gesto de fuerza, no de debilidad, y lo hizo por el bien de la Iglesia. Le dio un fuerte mensaje a todo el mundo en el ejercicio de su autoridad y de poder”.

El ‘Relationem’ ya está allí y Benedicto XVI se lo entregará al próximo Papa, que -espera- sea lo suficientemente fuerte y joven, y "santo" para hacer frente a la enorme tarea que le espera.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi afirmó al rotativo que no se pronunciarán obre el tema, pues –según indicó- son meras fantasías y especulaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×