Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/2012 12:00:00 AM

Inicia cumbre europea en medio de protestas en Grecia

La reunión, que se celebrará en Bruselas, tiene como principal objetivo el de refundar la zona euro, afectada por la crisis económica. Mientras, en Grecia se desarrolla una nueva huelga general.

Los dirigentes europeos se reúnen este jueves en Bruselas para corregir el desequilibrio entre el norte y el sur europeo, en medio de protestas contra la austeridad en Grecia y negociaciones "que avanzan" hacia un rescate en España.

Pocas horas antes del inicio de los debates de los jefes de Estado y de gobierno de los 27 países de la Unión Europea (UE), la canciller alemana, Angela Merkel, echó leña al fuego al defender la idea de aumentar las competencias del comisario europeo de Asuntos Económicos para que pueda vetar los presupuestos nacionales de los Estados miembros.

Al hablar ante el Parlamento de su país, Merkel volvió a insistir que el gobierno de Mariano Rajoy es el que debe decidir si pedirá un rescate de su economía.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, recordó durante una rueda de prensa en Bruselas que los "mecanismos están a disposición en caso de que haga la solicitud".

Según una fuente diplomática, España se acerca a una solicitud de ayuda, destinada a lograr la intervención del Banco Central Europeo (BCE) para aflojar la tensión en los mercados de su deuda soberana.

"Las cosas han evolucionado", señaló en momentos en que sólo los rumores de un inminente pedido de rescate provocaron la euforia de los mercados europeos y llevaron a la prima de riesgo española, que mide la confianza en la solvencia en un país, por debajo de los 400 puntos por primera vez desde abril.

España quiere aprovechar esta relajación en los mercados para perfilar su solicitud de rescate, el segundo en un año tras haber recibido una línea de crédito de un máximo de 100.000 millones de euros para su banca.

"No creo que la solicitud ocurra durante la cumbre del jueves y viernes". Pero la reunión servirá, según la fuente, para definir las condiciones que se le exigirán a España a cambio de una eventual asistencia financiera. Sobre todo, Madrid quiere asegurarse de que no habrá nuevas condiciones, en medio de un creciente descontento social, si incumple con las metas de déficit pactadas con Bruselas (6,3% de su PIB en 2012, 4,5% en 2013 y 2,8% en 2014).

"Los españoles no pedirán nada si no están seguros de lo que deben esperar a cambio", dijo. La petición ocurriría después de las elecciones del domingo en Galicia y el País Vasco, precisó otra fuente.

Según dispuso el BCE, la solicitud deberá hacerse oficialmente al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Así se cumplirá con el paso previo exigido por la institución dirigida por Mario Draghi para intervenir comprando deuda en los mercados secundarios.

Todo indica que se tratará de una línea de crédito preventiva, la opción "más fácil y eficaz", según Bruselas.

Berlín, que se resistía a tratar un rescate español en este momento, "ha ido cediendo", precisó la fuente.

E incluso la demanda española podría tratarse al mismo tiempo que el desembolso del tramo de 31.500 millones de euros de ayuda a Grecia, pendiente desde junio.

Berlín prefiere tratar las solicitudes en un mismo paquete y no pedir el aval del Bundestag (parlamento) caso por caso, en momentos en que el país se encamina a las elecciones legislativas de septiembre de 2013.

El miércoles por la noche, la Comisión Europea (CE) anunció que la troika de acreedores (UE, BCE y Fondo Monetario Internacional) terminó su misión en Atenas, allanando el camino para un acuerdo en Grecia.

Cumbre en medio de una huelga general en Grecia

Pero la sociedad griega ya no quiere saber más nada de ajustes. Grecia vivía otra huelga general lanzada por los sindicatos, la cuarta en lo que va de año, para protestar contra las medidas que el gobierno acordó con Bruselas para garantizarle su permanencia en el euro.

Los sindicatos buscan enviar un mensaje de que los recortes masivos son un trago demasiado amargo para los griegos, mientras el país se hunde en su quinto año de recesión, con un desempleo que afecta al 25% de la población activa.

De todas maneras, ni España ni Grecia están oficialmente en la agenda de la reunión europea.
A medio camino entre la cumbre de junio y diciembre, la cita busca definir los pilares en que se apoyará el proyecto de refundación de la zona euro, con las dosis de disciplina y solidaridad para corregir los desequilibrios entre el sur y norte europeo.

Uno de los puntos más controvertidos es la creación de un supervisor único financiero, clave para una recapitalización directa de la banca, sin que el Estado asuma la carga de la deuda.

Madrid cree que se avanzará con "rapidez". Pero Berlín insiste que ese supervisor, bajo la égida del BCE, recién entrará en vigor en 2014.

Incluso, Alemania, Holanda y Finlandia tampoco quieren que los activos heredados o tóxicos entren bajo el paraguas del MEDE.

El presidente de la UE, Herman Van Rompuy, quiere reavivar el debate sobre una mutualización común de la deuda, emitiendo letras europeas (Treasury bills) "a corto plazo" y "bajo ciertas condiciones", a lo que también se opone Berlín.

Van Rompuy también pretende exigir que los países de la zona euro firmen contratos vinculantes comprometiéndose a cumplir con las recomendaciones de Bruselas.
 
AFP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.