Martes, 24 de enero de 2017

| 2016/05/13 17:30

Insólito: los trabajadores que literalmente no pueden ir ni al baño

La ONG Oxfam denunció que empresas del sector avícola en EE. UU. someten a sus trabajadores a condiciones laborales humillantes, al punto que deben usar pañal para hacer sus necesidades.

En la actualidad hay unos 250.000 trabajadores del sector avícola estadounidense, buena parte de ellos son inmigrantes latinos, que tienen que sufrir humillación o amenazas si piden permiso para ir al baño. Foto: Archivo particular.

Un informe de la ONG Oxfam, basado en decenas de entrevistas con trabajadores de la industria avícola de EE.UU. realizadas entre 2013 y 2016, da a conocer las duras condiciones de miles de empleados en el sector.

Según el reporte en la industria avícola cada operador de la línea de producción descuartiza 45 pollos por minuto aproximadamente. Cuando una persona decide ir al baño se pierden cinco minutos de trabajo pues debe quitarse varias prendas del uniforme y de la indumentaria para satisfacer sus necesidades fisiológicas. Eso significa que 225 animales han dejado de ser procesados. Es por esta razón que se ha documentado el extremo de que los trabajadores llegar a usar pañales en algunos casos para no afectar el ritmo de la producción. (En este enlace puede ver el informe completo).

"Ellos orinan y defecan mientras están parados en la línea (de producción); tienen que usar pañales para trabajar", dice el informe, en el que también se revela que los empleados deben soportar el dolor y la incomodidad mientras se preocupan su salud y la seguridad en el empleo.

Mientras que la industria avícola está en auge y produce miles de millones de pollos, los trabajadores de estas compañías tienen salarios bajos y se enfrentan lesiones y enfermedades que adquieren por las condiciones laborales a las que son sometidos.

La ONG cita una encuesta a 266 trabajadores en Alabama conducida por el Centro Legal sobre Pobreza en el Sur, en la que se encontró que cerca del 80 % de personas no era autorizado para ir al baño.

Otra encuesta en Minnesota reveló que el 86 % de los trabajadores entrevistados aseguró que hacían menos de dos pausas para ir al baño en una semana, agregó Oxfam.

En Arkansas incluso los supervisores piden a los trabajadores no beber agua y no comer mucho antes de trabajar para reducir así sus necesidades fisiológicas.

Adicionalmente, los testimonios recogidos en un reportaje de Oxfam muestran que los trabajadores padecen se dolores frecuentes en las manos y muñecas por el constante y rápido uso del cuchillo.

Con este informe y estas denuncias es como la organización inicia una campaña para que las compañías avícolas estadounidenses cambien las condiciones laborales de los trabajadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.