Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/06/02 00:00

Investigan el misterioso cráter en Guatemala

El enorme cráter en plena calle se abrió en la noche del sábado y se tragó un edificio de tres plantas en el que funcionaba una fábrica de ropa.

Unos 30 metros de profundidad y 20 de diámetro tiene este agujero que salió de la nada tras el paso de la tormenta Agatha. Foto: EFE

Científicos en Guatemala comenzaron a investigar un enorme cráter que apareció en la capital el sábado por causa de las lluvias provocadas por la tormenta tropical Agatha, que se ha cobrado al menos 180 muertos en Centroamérica.

El hueco, situado al norte de la ciudad de Guatemala, tiene unos 30 metros de profundidad y 20 de diámetro.

El enorme cráter en plena calle se abrió en la noche del sábado y se tragó un edificio de tres plantas en el que funcionaba una fábrica de ropa. No se reportaron muertos ni heridos.

La zona ha sido declarada como de "alto riesgo" por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), que ha evacuado del lugar a unos 300 habitantes, ya que otras viviendas están a punto de colapsar.

¿Caverna en el fondo?
Los geólogos temen que el cráter se expanda.

Según David Monterroso, ingeniero geofísico de la Agencia para el Manejo de Desastres Naturales de Guatemala, la forma circular del hueco sugiere la existencia de una formación cavernosa en el fondo.

Pero las causas exactas del hundimiento siguen siendo un misterio.

"Lo que puedo decir es que no se trata de una falla geológica y que no es producto de un terremoto. Eso es todo lo que sabemos. Vamos a tener que descender", comentó Monterroso a la agencia AFP.

Según científicos citados por la revista National Geographic, el cráter podría haberse formado durante semanas o tal vez años y las inundaciones causadas por la tormenta tropical Agatha lo pusieron al descubierto.

El geólogo de la Universidad de Kentucky James Currens explicó que podría tratarse de una depresión natural que se produjo cuando la tierra se saturó de humedad y de otras partículas que se volvieron muy pesadas para ser sostenidas.

Según Currens, también pudo ocurrir porque el agua expandió una grieta natural en una capa de piedra caliza. A medida que la grieta creció, el material que la cubría comenzó a hundirse hasta que dejó el hueco al descubierto.

El científico de la Universidad de Kentucky añadió que este tipo de agujeros suelen taparse con rocas y escombros, pero que el de Guatemala "es tan grande que requerirá mucho material de relleno".

El cráter del 2007
Lo misterioso del cráter es que está situado a dos kilómetros de distancia -aunque en el mismo barrio- de otro hueco similar que apareció en la ciudad de Guatemala en 2007.
El que se abrió hace tres años provocó la muerte de tres personas y se tragó varias casas.

En aquel momento se dijo que la causa había sido la lluvia y el flujo de aguas residuales subterráneas.

Según Monterroso, quien investigó el cráter de 2007, aún es muy pronto para saber si el nuevo agujero tuvo el mismo origen.

Según los vecinos del lugar, esta vez los acompañó la fortuna.

"Es un milagro que nadie muriera. Los muchachos tuvieron mucha suerte, salieron de la fábrica sobre las seis de la tarde, una hora antes de que la tierra se abriera", comentó Honora Oliva a la prensa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.