Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/16/2012 12:00:00 AM

Investigan por narcotráfico a dos generales del ejército mexicano

De comprobarse los vínculos con un cartel, sería el caso con militares de más alto rango involucrados con el narcotráfico durante el actual gobierno.

Dos generales del ejército, incluido quien fuera el número dos de la Secretaría de la Defensa Nacional, son investigados por presuntos vínculos con un cartel de las drogas. De comprobarse, sería el caso con militares de más alto rango involucrados con el narcotráfico durante el actual gobierno.

El exsubsecretario de la Defensa Nacional, general de división retirado Tomás Ángeles Dauahare, y el general brigadier en activo Roberto Dawe González fueron remitidos por personal militar a la Procuraduría General de la República (PGR), que informó en un comunicado que rendirán declaraciones ante un fiscal del área contra la delincuencia organizada.

En una lapso de 96 horas los fiscales deberán determinar si se les fincan cargos, se les dicta prisión preventiva o se les pone en libertad.

La Procuraduría no reveló los motivos de la detención, aunque un funcionario de la PGR dijo el miércoles a The Associated Press que los dos generales son investigados por delincuencia organizada y sus presuntos vínculos con un cartel de las drogas.

El funcionario, no autorizado a ser identificado por nombre, no mencionó con qué cartel del narcotráfico estarían vinculados.

Dauahare fue nombrado subsecretario de la Defensa Nacional en diciembre del 2006 por el presidente Felipe Calderón y se mantuvo en el cargo hasta 2008, mientras que Dawe era hasta ahora jefe del Estado Mayor adscrito a la 20 Zona Militar con sede en el estado occidental de Colima.

Raúl Benítez, experto en seguridad y en temas militares de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo el miércoles a la AP que la detención de los generales "ayuda al ejército" en tanto refleja que busca hacer una limpia interna de cualquiera de sus miembros con presuntos nexos con el crimen, aunque también lo "perjudica" en términos de su imagen.

Dijo que si bien el que hayan sido detenidos para rendir declaraciones no significa que sean culpables, "al mismo tiempo es un golpe al ejército, porque son generales que tuvieron muy altas responsabilidades en la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional)", en particular Dauahare.

"Era el número dos de la Secretaría de la Defensa", añadió el experto sobre un militar que llegó a ser mencionado como posible titular de la Sedena en los gobiernos anteriores y de quien asegura que no había escuchado rumores de vínculos con el crimen. "Yo lo tenía como un general muy probo, muy honesto".

El ejército mexicano ha sido uno de los pilares del gobierno de Calderón en su ofensiva contra el narcotráfico.

Desde que asumió el poder en diciembre de 2006, Calderón ordenó el despliegue inédito de miles de soldados para enfrentar a los grupos del narcotráfico que han asolado diversas partes del país.

Ha sido poco frecuente que militares de alto rango hayan sido detenidos en el país por nexos con el narcotráfico.

Benítez dijo que el ejército "es una élite cerrada con un gran nivel de profesionalidad (y que) tiene muy altos salarios", por lo que es más difícil que en cuerpos de seguridad civiles que militares de alto rango puedan aceptar coludirse con el crimen organizado.

La Secretaría de la Defensa Nacional confirmó en un comunicado la retención de los dos generales, aunque tampoco mencionó las razones específicas por las que son investigados.

La dependencia castrense señaló que "de ninguna manera tolera actos contrarios a las leyes y cuando alguno de sus elementos no se conduce conforme a derecho, sus actos se investigan y en su caso se sancionan con estricto apego a la ley, sin importar jerarquía, cargo o comisión, ya sea que se encuentren en activo o en retiro".

Uno de los casos anteriores más relevantes de vínculos de militares de alto rango con el narcotráfico ocurrió en 1997 cuando fue detenido el entonces jefe del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, general Jesús Gutiérrez Rebollo, quien fue sentenciado a 71 años por narcotráfico y cohecho por haber dado información al cartel de las drogas de Juárez.

Actualmente, las autoridades consideran que el cartel de Sinaloa y Los Zetas son los dos mayores grupos del narcotráfico en México y han sido responsabilizados de buena parte de la violencia que afecta a varias partes del país.

La violencia atribuida al narcotráfico y el crimen organizado ha dejado más de 47.500 asesinados desde diciembre del 2006.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.