Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 1991/11/25 00:00

INVITADO INESPERADO

La cumbre de Cozumel con Castro a bordo representa un nuevo giro en la política internacional latinoamericana.

INVITADO INESPERADO


CUANDO SE ANUNCIO LA CUMBRE DEL GRUpo de los Tres (México, Colombia y Venezuela) en la isla de Cozumel (México) la opinión publica se formó la idea de que sería una cumbre regional más Ní siquiera los perlodistas mejor informados tenían noticia de que el presidente cubano Fidel Castro asistiría, y por ello su presencia en la reunión cayó como una bomba. De inmediato la cumbre de Cozumel se convirtió en el centro de las miradas de todo el continente.
La idea surgió en la cumbre de Guadalajara del 18 de julio, cuando los tres cancilleres del G-3 se reunieron para tratar diversos asuntos de interés común. Allí apareció Cuba como tema crucial. Los tres gobiernos confirmaron entonces que compartían la preocupación por el futuro del régimen comunista, que estrangulado por el bloqueo comercial de Estados Unidos, abandonado por la URSS y sus viejos amigos del este europeos y acorralado por las presiones para que democratice la isla, se enfrenta con la peor crisis de sus 32 años de vida. Pero hablar entre ellos sobre el tema era un esfuerzo estéril. Había que buscar una ocasión para tratar el asunto con el propio Castro.
Ya entonces era claro que el Grupo de los Tres realizaría una reunión intermedia entre Guadalajara y los encuentros regionales que tendrán lugar en Cartagena en la primera semana de diciembre. Esa reunión parecía la más propicia, sobre todo si se llevaba a cabo después del Cuarto Congreso del Partido Comunista de Cuba, para que Castro tuviera algo concreto que mostrar. Por fin la fecha adecuada apareció con tres o cuatro días de anticipación, y Gabriel García Márquez sirvió de enlace. Pero si todo se mantuvo en secreto para evitar debates internos sobre todo en Venezuela donde Carlos Andrés Pérez atraviesa una crisis de popularidad la reunión no fue sorpresiva para el Departamento de Estado norteamericano, que fue notificado por canales informales.
A las siete p.m del 22, dos horas antes que Castro, llegó Gaviria acompañado como los demás, por una minuscula delegación Como durante toda la cita, el tiempo fue cálido y lluvioso, y como dijo un funcionario colombiano,

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×