Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/05/18 00:00

Irán desvincula el intercambio nuclear del proceso de enriquecimiento

El acuerdo alcanzado ayer con Brasil en Teherán aborda el intercambio de uranio al 3.5 por ciento con el combustible nuclear al 20 por ciento y nada tiene que ver con el enriquecimiento de uranio.

Irán desvincula el intercambio nuclear del proceso de enriquecimiento

El acuerdo para el intercambio de uranio que Irán firmará el próximo lunes con Brasil y Turquía no está vinculado en manera alguna con el programa de enriquecimiento iraní, subrayó hoy el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast.

En su rueda de prensa semanal, el funcionario señaló, asimismo, que su país confía en una respuesta "rápida y positiva" del organismo Internacional de la energía Atómica (OIEA) sobre el citado pacto.

"El acuerdo alcanzado ayer en Teherán aborda el intercambio de uranio al 3.5 por ciento con el combustible nuclear al 20 por ciento y nada tiene que ver con el enriquecimiento de uranio (en Irán)", dijo.

"El intercambio del uranio además de crear confianza tiene otro significado, y es que dará a Irán el derecho a proseguir con el enriquecimiento", agregó.

Mehmanparast evitó aclarar, no obstante, si su país está dispuesto a interrumpir el enriquecimiento, como se le exigen las grandes potencias.

El documento, consensuado por el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el primer ministro turco, Recep Tayeb Erdogan, y su anfitrión, Mahmud Ahmadienyad, arrancaba un compromiso por escrito a Irán para que aceptara intercambiar uranio en territorio turco.

El acuerdo ha sido acogido con cautela por las grandes potencias mundiales, que acusan a Irán de ocultar bajo su programa nuclear civil otro de ambiciones bélicas cuyo objetivo sería adquirir armas atómicas.

Rusia y China, sin embargo, han alabado la decisión del régimen iraní.

Desde hace meses, Estads Unidos trata de consensuar una nueva batería de sanciones contra el régimen iraní, a las que se oponen países como Turquía y Brasil y que colisiona con la reticencia de Gobiernos como el de Pekín.

Aun así, Mehmanparast aseguró hoy que su país espera una respuesta positiva y volvió a recordar que la pelota se halla ahora en el tejado del OIEA y Occidente.

"Un acuerdo entre el grupo de Viena e Irán asfaltará el terreno, servirá para cambiar el ambiente y preparará la senda hacia otras negociaciones", afirmó.

El portavoz sin embargo insistió en que la totalidad de los 10 puntos de comunicado de ayer debe ser respetado en el acuerdo con el grupo de Viena (EEUU, Francia, Rusia y el OIEA).

Mehmanparast también quiso subrayar que el acuerdo no significa una renuncia por parte de su país, ya que en cualquier caso no perderá la propiedad de su uranio.

"Si el grupo de Viena no acepta los puntos del comunicado de Teherán y incumple su contenido Irán tendrá derecho a retirar el uranio depositado en Turquía", recordó.

El acuerdo es similar al ofertado en noviembre por Estados Unidos, Francia y Rusia, aunque incluye el derecho de Irán al enriquecimiento.

Entonces, Turquía ya ofreció guardar el uranio iraní en su territorio, pero su oferta fue rechazado por Teherán, que siempre había insistido en que el intercambio debía hacerse dentro de sus fronteras.

"Somos optimistas sobre la aprobación del intercambio en la comunidad internacional, pero existe una pequeña posibilidad de que el grupo de Viena no esté dispuesto. En ese caso la comunidad internacional debe darse cuenta que se trata de privar a Irán de su derecho", afirmó.

EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.