Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/09/25 00:00

Irán tiene una segunda planta de enriquecimiento de uranio

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña le solicitaron a ese país que permita las inspecciones internacionales.

La cineasta iraní Hana Makhmalbaf, protesta durante el Festival de San Sebastian, España, contra el presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad. En la otra mano exhibe la foto de Neda Agha Soltan, una mujer asesinada durante una protesta en Teherán. Foto: AP

Irán admitió la existencia de una segunda planta secreta enriquecedora de uranio, anunció el viernes la Agencia Internacional de Energía Atómica, acontecimiento que podría aumentar los temores sobre la capacidad de Teherán para producir ojivas nucleares y escalar su enfrentamiento diplomático con occidente.

El presidente Barack Obama y los líderes de Francia y Gran Bretaña acusaron a Irán de ocultar la instalación, cuando hablaron el viernes en la apertura de la cumbre económica del G-20, dijo a la AP un funcionario de la Casa Blanca.

Obama, el primer ministro británico Gordon Brown y el presidente francés Nicolas Sarkozy exigieron que Teherán abra esa segunda instalación a los inspectores de la AIEA, caso contrario enfrentaría sanciones.

Irán soporta tres sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por negarse a congelar el enriquecimiento de uranio en la única planta conocida hasta ahora, y que es supervisada por la AIEA.

Dos funcionarios indicaron a la AP que Irán admitió la existencia de la segunda planta en una carta enviada el lunes al director de la AIEA, el egipcio Mohamed ElBaradei.

El vocero de la IAEA Marc Vidricaire confirmó la existencia de la carta, y dijo que el organismo fue informado "que una nueva planta piloto para el enriquecimiento de uranio está siendo construida". La carta señaló que la planta no enriquecerá el uranio más allá del 5%, nivel ideal para su uso con fines civiles en la producción de energía nuclear. El uranio con fines bélicos requiere un enriquecimiento mínimo del 90%.

Irán dijo al organismo que "en la instalación no ha sido introducido material nuclear", agregó el vocero. "En respuesta, la AIEA pidió a Irán que aporte información específica y acceso a la instalación lo antes posible".

Los funcionarios indicaron que la carta de Irán no contiene detalles sobre la ubicación de la segunda planta — o si ha iniciado sus operaciones — y el número de centrifugadoras que tiene en funcionamiento.

Empero, uno de los funcionarios, que tiene acceso a los informes occidentales de espionaje sobre el caso, indicó que se encuentra a unos 160 kilómetros (100 millas) al sudoeste de Teherán y que cuenta con 3.000 centrifugadoras que podría entrar en funcionamiento para el próximo año.

Los funcionarios que hablaron con la AP — uno de ellos de un gobierno europeo con acceso a la información de la AIEA y el otro un diplomático asignado en Viena a la AIEA— pidieron quedar en el anonimato porque su información era confidencial. Uno de ellos dijo haber visto la carta iraní. El otro indicó a la AP que fue informado al respecto por un funcionario de la ONU.

AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.