Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/2014 12:00:00 AM

Buscan legalizar el matrimonio con niñas en Iraq

El proyecto del gobierno determina también el número de noches que un polígamo puede pasar con cada esposa.

El gobierno de Bagdad presentó al Parlamento iraquí un proyecto de ley sobre la familia que pretende legalizar el matrimonio con menores y que sigue los preceptos más estrictos de la ley islámica, la Sharía.

Además de permitir que menores -sobre todo las niñas- puedan contraer matrimonio a cualquier edad (una cláusula autoriza que se puedan divorciar a los 9 años, para unirse con otro hombre), el polémico proyecto, llamado Ley Jaafari de estatus personal, incluye artículos sobre las condiciones en las que una mujer puede amamantar a su bebé, o el número de noches que un polígamo puede pasar con cada una de sus esposas.

Según los analistas, la concesión al integrismo islamista es una operación política del primer ministro Al Maliki, de confesión musulmana chiíta y considerado hasta hoy “moderado”, para atraerse el favor del partido chiíta radical Fadhila. Las elecciones legislativas previstas para el 30 de abril otorgan a Al Maliki, según los sondeos, una minoría en el Parlamento, por lo cual su súbita conversión a la Sharía buscaría, en realidad, asegurarse el apoyo del partido fundamentalista.

Una eventual aprobación parlamentaria de dicha legislación sobre la mujer y la familia aumentaría, no obstante, la violencia y fragmentación religiosa del país, ya que la minoría suní defiende otra interpretación del Corán.

La propuesta de ley permitiría a los hombres a casarse con niñas de nueve años y da a los maridos licencia para obligar a sus esposas a tener relaciones sexuales con ellos sin consentimiento, reportó el TIME. La edad legal para contraer matrimonio en Iraq actualmente es de 18.

"Es un acto de controversial que ha recibido mucha atención y descaradamente violan la constitución de Iraq", dijo Erin Evers, investigadora de la ONG Human Rights Watch con sede en Bagdad.


Una niña pasa cerca de un cartel que dice “la Ley Jaafari de estatus personal salva mis derechos y mi dignidad”, el 13 de marzo del 2014. Foto: AP.
La ley aún no ha sido aprobada por el Parlamento y probablemente no lo sea sino hasta que las elecciones de abril tengan lugar, informa la Associated Press, y está basada en una interpretación de la ley islámica, que se introdujo el año pasado y fue aprobada inesperadamente en febrero por el Gabinete del primer ministro Nouri al-Maliki.

"Desde luego, no he oído a nadie que la defienda, excepto al ministro que la introdujo", dijo Evers. "Pero nunca pensé que fuera a llegar tan lejos". Ella denomina al proyecto de ley, que avivó protestas en Bagdad el Día Internacional de la Mujer, un gran retroceso para los derechos de las mujeres y el país en su conjunto.

La edad legal para contraer matrimonio en Iraq es actualmente de 18 años, sin embargo, la propuesta no establece explícitamente un nuevo límite, pero sí establece que las niñas se convierten en mujeres a los 9 años. Los críticos denuncian esta disposición como una puerta trasera que el matrimonio con menores sea legal.

Ley Jaafari de estatus personal también establece que un hombre puede tener relaciones sexuales con su mujer independientemente de su consentimiento; que una mujer no puede salir de casa sin el permiso de su marido y que sólo los padres pueden aceptar o rechazar una propuesta de matrimonio en nombre de su hija. También establece reglas complicadas para el divorcio, ya que les da flexibilidad a los hombres más para terminar el matrimonio que a las mujeres.

El ministro de Justicia iraquí, Hassan al-Shimmari, fue quien presentó la legislación e introdujo un proyecto para que vaya en conjunto con él con el fin de que las disputas conyugales tengan lugar en tribunales religiosos especiales. Al-Shimmari le dijo a Associated Press que la nueva ley en realidad previene el abuso: "Con la introducción de este proyecto de ley queremos limitar o impedir esas prácticas".

El ministro encabeza el partido Fadila, que cuenta con siete escaños en el Parlamento nacional y se alió con el primer ministro, Nouri al-Maliki. Su aprobación por el Consejo de Ministros era un requisito previo para un voto en la asamblea de 325 representantes. Los observadores dicen que las autoridades religiosas chiítas iraquíes están divididas sobre cómo reaccionar ante un debate que tiene sus raíces en la jurisprudencia islámica.

Tahani (de rosado) se casó con Majed cuando ella tenía 6 años y él 25. Su excompañera de clases Ghada (de verde), posa junto a su esposo en Hajjah, Yemen, el 10 de junio del 2010. Foto: AP / Stephanie Sinclair.
El profesor Hassan al-Shimari, un analista político de la Universidad de Bagdad, dijo a The Guardian: "Este es un intento de Fadila para mostrar a los iraquíes que representan a los chiítas y quieren hacer su clara su posición antes de las elecciones".

Maliki, quien aspira a un tercer mandato como líder y es probable que quiera presentarse como el redentor de un país amenazado -una vez más- por la insurgencia sunita, todavía tiene que declarar su posición sobre el proyecto de ley.

Los líderes iraquíes chiítas, como el líder religioso ayatolá Ali Sistani, a quien la mayoría de los chiítas del país sigue, hasta ahora no han intervenido en el debate.

"(Sistani) no ha dicho que esté a favor o en contra de (la ley)", dijo un portavoz. "Lo que hemos hecho es democrático".

"Algunos medios de comunicación muestran a Iraq como si estuviera atrasado, pero no es cierto. En occidente la gente habla sobre el matrimonio gay, que es algo que nunca podríamos discutir y va en contra de nuestra religión, nuestra naturaleza, sin embargo, no decimos que son atrasados".

Un portavoz del ministro de Justicia se mantuvo desafiante: "Hay quienes discrepan de esta ley y no nos preocupamos por ellos porque están contra el Islam. Hay que piensan que deberíamos modificar la ley (que estará abierta a la interpretación religiosa), pero para el resto, se trata de una campaña electoral y no nos preocupa lo que digan".

Además, comentó que "incluso si esta ley se aprueba, será opcional para los chiítas. Esta ley sólo se aplicará a los chiítas y tienen el derecho de adoptarla o no cuando sea aprobado".

Safia al-Suhail, una de las 82 diputadas en el Parlamento de Iraq, dijo: "Espero que la sometan a voto en el Parlamento para que sea rechazada por mayoría".

También señaló que "esta ley implica una humillación para las mujeres y los iraquíes en general. Es un desastre, no sólo para las mujeres sino también para las niñas. Estas niñas no deben ser expuestos a una situación tan horrible. Demuestra que vamos en retroceso. Espero que (el clérigo chiíta iraquí) Ali al-Sistani reaccione fuertemente (a la ley) si llega al parlamento".

Protesta contra el proyecto de ley 'Estatus personal'. Manisfestantes sostienen un letrero que dice: "Las mujeres no son para vender ni comprar". Foto: Thaier Al-sudani / Corbis.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.