Sábado, 30 de agosto de 2014

Tony Blair, primer ministro británico, y Bertie Ahern, primer ministro de Irlanda del Norte, en la firma de los acuerdos de paz. .

| 2013/04/11 00:00

Irlanda del Norte, ¿modelo de paz?

Los acuerdos del Viernes Santo cumplieron 15 años, pero el país sigue dividido.

Esta semana se celebró en Irlanda del Norte la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo, que puso fin a tres décadas de violencia en ese país, pero cuyas heridas siguen aún sin sanarse.


El acuerdo de paz del Viernes Santo, suscrito en Belfast el 10 de abril de 1998, ha mejorado las condiciones de la población norirlandesa y es exhibido como un ejemplo y modelo para la resolución de otros conflictos, como el colombiano.


A partir de ese pacto, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) dejó su actividad armada contra las fuerzas de seguridad y los grupos paramilitares protestantes. La violencia parece haber quedado atrás, luego de que se registraran más de 3.500 muertes entre 1969 y 1998.


Los principios del acuerdo siguen vigentes y el país tiene un gobierno estable, compartido entre los dos principales bandos: los unionistas probritánicos y los nacionalistas republicanos proirlandeses.


Sin embargo, la aplicación de los acuerdos ha sido lenta y el éxito del proceso de paz puesto en entredicho, ya que los enfrentamientos afloran de vez en cuando y la sociedad parece seguir dividida. De hecho, en el terreno existen unas "líneas de paz", muros que separan barrios católicos y protestantes, y que la mayoría de la ciudadanía considera aún necesarios.


Casi todos los centros educativos están segregados, aunque estudios señalan que la mayoría de la opinión pública quiere que sean mixtos, según datos del Belfast Interface Project, una entidad no gubernamental.


Otros organismos de derechos humanos, como el Pat Finucane Centre, critican la ausencia de una comisión de la verdad que esclareciera la “guerra sucia” perpetrada por ambas partes, tanto por el IRA como por el propio gobierno británico.


Anne Cadwallader, del Pat Finucane Centre, dice que los políticos perdieron el atrevimiento y el coraje con el que lograron el acuerdo de paz. Y que ni el mayoritario Partido Democrático Unionista ni el Sinn Fein (republicanos) están dispuestos a "contar la verdad".


El acuerdo del Viernes Santo se produjo luego de intensas negociaciones entre los partidos de Irlanda del Norte, con la mediación de Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. El IRA puso fin a su actividad armada en el 2005, y tres años después anunció su desmantelamiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×