Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/13/2015 10:00:00 AM

La violencia sacude a Jerusalén: 3 muertos y 20 heridos

El ciclo de enfrentamientos que estalló hace dos semanas en Israel y Cisjordania no para. Este martes, al menos cuatro nuevos ataques estremecieron la ciudad y el centro de Israel.

Las tensiones entre palestinos e israelíes siguen subiendo. La situación es alarmante pues en los últimos 12 días han muerto cuatro israelís y alrededor de 25 palestinos, y según informó el diario francés Le Monde, cientos de palestinos resultaron heridos por las fuerzas del orden israelíes.

Este martes fue la jornada más violenta desde el aumento de los enfrentamientos entre ambas partes, a comienzos de octubre. Los ataques dejaron tres muertos y alrededor de 20 heridos en una agresión con arma de fuego y otra con un automóvil y un cuchillo.

Dos individuos atacaron un bus que circulaba en el barrio de Armon Hanatziv en Jerusalén Este –parte palestina de la ciudad ocupada y anexada por Israel– y sembraron el terror en la zona.

Uno de los dos hombres abrió fuego sobre los 15 pasajeros del colectivo mientras que el otro utilizó un cuchillo. Un pasajero de 60 años y otro de 45 fallecieron, y uno de los delincuentes murió a manos de la Policía.

Según un portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld, otras tres personas resultaron heridas.
En 1987 y 2000, los ataques a los transportes públicos eran moneda corriente y este ataque puede avivar el recuerdo de ese periodo sangriento en una ciudad donde los nervios están de punta.

Pocos minutos después, un hombre embistió con su automóvil una parada de autobús de un barrio ultraortodoxo de Jerusalén Oeste, matando a una persona e hiriendo a otras ocho.

Luego, el conductor salió del vehículo e intentó apuñalar a los peatones, pero fue herido de bala y detenido, dijo la Policía.

Las fuerzas de seguridad no pudieron determinar si esos ataques fueron coordinados e indicaron que sus tres autores eran originarios del barrio de Jabel Mukaber, en Jerusalén Este.

¿Cierre de los barrios palestinos?

Antes de estos dos ataques en Jerusalén, un palestino agredió con arma blanca a una persona en Raanana, al norte de Tel Aviv, y fue neutralizado por los peatones, según la policía israelí.

Los ataques con cuchillo son una de las principales formas de violencia en la actual escalada de enfrentamientos que comenzó en los territorios ocupados de Jerusalén Este y Cisjordania, antes de extenderse a la Franja de Gaza.

Las autoridades israelíes y palestinas no consiguieron detener un movimiento de jóvenes, frustrados por sus condiciones de vida bajo la ocupación israelí.

"No hay fórmula mágica. Durante las dos precedentes intifadas tardamos días, semanas e incluso años para conseguirlo. Espero que esta vez sea más rápido", declaró el ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, un viejo aliado del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. 

El gabinete de seguridad israelí, que congrega a los principales responsables gubernamentales de seguridad de Netanyahu, decidió reunirse de forma urgente este martes, y podría tomar la drástica decisión de cerrar los barrios palestinos de Jerusalén Este, según la portavoz policial Luba Sarmi.
También podría flexibilizar las normas para el porte de armas y la autodefensa.

'Día de la ira'

Entretanto, los palestinos llamaron a celebrar un día de la ira este martes, y los árabes israelíes convocaron una huelga general en señal de solidaridad.

Se produjeron nuevos enfrentamientos entre soldados israelíes y cientos de jóvenes que los apedreaban en Bet El, cerca de Ramala, en Qalandiya y en Belén.

En Gaza, unos mil jóvenes lanzaron piedras y artefactos incendiarios contra el punto de acceso de Erez, una suerte de fortaleza israelí situada en la barrera de seguridad que rodea el territorio palestino.

Miembros de movimientos de la extrema derecha israelí tienen también previsto manifestar para denunciar la manera como el gobierno de Benjamín Netanyahu ha manejado esta ola de enfrentamientos.

Efectivamente, los llamados a la calma del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, no han surtido efecto para frenar la ola de violencia.

Netanyahu dijo el  martes que Israel utilizaría "todos los medios" a su disposición, que adoptaría medidas fuertes para hacer frente a la escalada de violencia y que si la situación se deteriora, considerará como responsable a Mahmud Abas, a quien instó a pedir que cese la "incitación al odio" contra los israelíes.

La violencia, que azota los territorios palestinos desde hace meses, se intensificó a partir del 1 de octubre, cuando presuntos miembros de Hamas mataron a tiros a una pareja de colonos judíos en Cisjordania, en presencia de sus hijos.

Desde entonces murieron siete israelíes y más de 25 palestinos, muchos de ellos autores de las agresiones.

En ausencia de negociaciones de paz, una encuesta reciente reveló que la mayoría de los palestinos está a favor de un regreso de la rebelión armada. Mientras tanto, el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, les recomendó a los ciudadanos salir armados por su seguridad.

Se trata de una situación de emergencia que debe ser resuelta lo antes posible pues de lo contrario la negra perspectiva de una tercera intifada está a la vuelta de la esquina.


Con información de AFP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.