Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/2016 9:07:00 PM

J.J Rendón recibe asilo por parte de Estados Unidos

El estratega político habló con Semana.com sobre el amparo que recibió de ese país, por cuenta del asedio del gobierno de Caracas, Venezuela.

En mayo del 2014, pocos días antes de las elecciones presidenciales, el país se vio bajo una tormenta política cuando se conoció que dos asesores del presidente Juan Manuel Santos, el estratega venezolano J. J. Rendón y Germán Chica, habrían recibido 12 millones de dólares de un grupo de narcotraficantes para que intercedieran ante el Gobierno y la Fiscalía para un eventual sometimiento a la justicia. Si bien no hubo negociación, quedó en el aire el interrogante de dónde habría quedado el dinero.

Las autoridades abrieron investigaciones preliminares para establecer qué ocurrió pero no hubo mayores conclusiones. El tema quedó en el olvido. Tras el escándalo, Chica se esfumó del país y Rendón renunció como asesor de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos y el Partido de la U y regresó a Miami (EE. UU.).

Estando en esa ciudad, también fue relacionado con las actividades ilegales del ‘hacker’ Andrés Sepúlveda, quien intentó infiltrar las conversaciones de paz con las FARC en La Habana (Cuba), al tiempo que trabajaba para la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga. Tampoco pasó a mayores.

Desde Miami, su centro de operaciones, Rendón continuó con su otra batalla: obtener el asilo político del gobierno estadounidense. Esto, por la andanada o persecución, según sus palabras, del gobierno venezolano desde las épocas del fallecido presidente Hugo Chávez.

Entre las acusaciones que trataron de endilgarle desde Caracas estuvo la de instigar movimientos oscuros y acciones contra el Gobierno. Fue acusado de haber cometido violaciones a mujeres en siete países donde, según se certificó, nunca estuvo.

También fue señalado de planear un magnicidio, de comprar aviones de guerra para atentar contra el país vecino, de propiciar el crítico desabastecimiento de productos que vive ese país y hasta de hacer alianzas con grupos paramilitares para derrocar a Maduro, entre muchas otras acciones.

Para Rendón era clave que le otorgaran el asilo para contener el embate venezolano. Este miércoles, tras tres años de trámites, obtuvo la protección del gobierno de EE. UU. y podría obtener, al cabo de un año, una visa de residente y dos años después la ciudadanía.

“No puedo ir a Venezuela, por ejemplo. Estoy muy agradecido con este país por la forma como me ha tratado, lo que indica que reconoce que soy un perseguido político”, dijo J. J. Rendón a Semana.com y agregó que con esto le ganó al gobierno de ese país que lo amenazó de muerte hasta hace un mes. “Intentaron dilatar este proceso, pero no pudieron frenarlo”.

En cuanto a los procesos que se abrieron en Colombia, Rendón dijo que nunca ha pisado un tribunal, nunca ha tenido una sentencia y que de todo lo que se ha dicho contra él no ha habido una sola prueba. (También le puede interesar: Rendón: “Reto a Uribe a que demuestre lo que ha dicho”)

“Puede que no les guste mi tono, puede que no les caiga bien, ni gustarles mi oficio o cómo lo hago, pero sobre cosas ilegales nadie ha podido soportar ni probar nada. Reto al que quiera decir algo que lo haga con pruebas”, afirmó a este portal.

Sobre su posible regreso a Colombia, donde aún tiene fama como exitoso asesor de políticos, dijo que si alguien lo llama y siente simpatía con alguno y llega a acuerdos, prestaría sus servicios sin ningún problema.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.