Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/09/12 14:49

El hombre que intentó matar a Ronald Regan fue liberado

Después de 35 años de estar recluido en un hospital de sanación mental, John Hinckley Jr. quedó en libertad. Conozca bajo qué restricciones está ahora.

psicosis aguda, depresión mayor y trastorno narcisista son las enfermedades mentales que le diagnosticaron a John Hinckley Jr.

John Hinckley Jr., es conocido por ser la persona que trató de asesinar al presidente Ronald Regan. En un tiroteo el entonces presidente y otras tres personas resultaron afuera de un hotel en Washington en marzo de 1981. Reagan recibió un disparo en el pulmón pero afortunadamente se recuperó.

El que no tuvo la misma suerte fue su secretario de prensa, James S. Brady, quien recibió un disparo en la cabeza, sufrió daño cerebral y se vio confinado a una silla de ruedas por el resto de su vida. Su muerte, en 2014, a los 73 años, fue decretada como homicidio.

Hinckley fue declarado no culpable por razones de demencia, él había argumentado que quería impresionar a la actriz Jodie Foster. Después de algunos exámenes se le diagnosticó psicosis aguda, depresión mayor y trastorno narcisista de la personalidad. Fue recluido en  el Hospital de Sanidad Mental de Washington para recibir tratamiento y solo hasta ahora, 35 años después de haber disparado a Regan, es liberado.

Una portavoz del Distrito Departamental de Salud Mental de Columbia dijo que el sábado 10 de septiembre salieron todos los pacientes que ya habían sido dados de alta y entre ellos estaba John Hinckley Jr, quien desde agosto pasado ya había sido declarado en libertad.  

Su liberación se debe a que un juez federal dictaminó que, a sus los 61 años de edad, Hinckley no representaba ningún peligro para sí mismo o al público y puede vivir a tiempo completo en la casa de su madre en Williamsburg.

Le puede interesar: Polémica por subasta de sangre de Ronald Reagan

Restricciones

  • Por ahora Hinckley tendrá que hacer trabajo voluntario tres veces a la semana.
  • Vivirá con su madre quien reside en una comunidad cerrada de Kingsmill. Solo después de que pase un año podrá vivir solo o con amigos.
  • Tendrá asistir a una terapia con un psiquiatra dos veces al mes y semanalmente será atendido por un grupo de psicólogos.
  • Podrá conducir 45 kilómetros más allá de Williamsburg solo y si va acompañado de su madre podrá ir hasta 80 kilómetros.
  • Podrá entrar a internet pero su computadora tiene uso restringido para buscar asuntos acerca de sus crímenes.
  • Sí podrá estar en redes sociales sin ningún permiso.
  • Podrá votar a la presidencia en el estado de Virginia.
  • Y por el momento tiene prohibido hablar con la prensa.

Todavía hay muchas personas que dudan de las enfermedades mentales de Hinckley, ya que el fallo del juez de distrito Paul Friedman apunta a que las evaluaciones médicas no habían mostrado "ningún síntoma de enfermedad mental activa" en Hinckley desde 1983.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.