Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/17/2017 10:18:00 AM

El ícono de los derechos que inspira el boicot en la posesión de Trump

El presidente electo de Estados Unidos fue objeto de críticas por atacar al congresista John Lewis, considerado un héroe por los afroestadounidenses.

;
BBC

A Donald Trump le llovieron las críticas, hasta de su propio partido, por haber atacado al congresista John Lewis, uno de los íconos de la lucha por los derechos civiles de la comunidad negra en Estados Unidos.

El presidente electo arremetió contra Lewis este sábado, luego de que el legislador afirmó en una entrevista que el republicano era un "presidente ilegítimo".

Lewis justificó su declaración diciendo que el ataque informático al Partido Demócrata durante la campaña de las elecciones presidenciales en EE. UU. del pasado noviembre, que la inteligencia estadounidense atribuye al gobierno ruso, le quitaba legitimidad al mandato de Trump.

En su cuenta de Twitter, el presidente electo respondió diciendo que Lewis era "solo charla, charla y charla - sin acciones ni resultados".

También señaló que el distrito de Georgia que Lewis representa en el Congreso desde 1987 está "infestado de crimen" y "en terrible estado".

John Lewis (primero de izq. a der.) formó parte del movimiento por los derechos civiles impulsado por Martin Luther King en EE.UU.. Foto: AFP

En los años 60 del siglo pasado, el congresista fue un miembro prominente del movimiento por los derechos civiles de los afroestadounidenses impulsado por Martin Luther King Jr., y es considerado un héroe para muchos.

Lewis fue una de las personas a las que la policía golpeó durante la histórica marcha de Selma a Montgomery, en Alabama, en contra de la segregación racial en 1965.
Las declaraciones de Trump se produjeron precisamente dos días antes de la conmemoración del nacimiento de Luther King en EE. UU..

El presidente electo no respondió a la polémica, pero apareció este lunes estrechando manos con el hijo mayor de Luther King, Martin Luther King III, en el lobby de la torre Trump.

Trump se reunió este lunes con el hijo mayor de Martin Luther King. Foto: AFP

Tras calificar a Trump como presidente "ilegítimo", Lewis anunció el pasado viernes que no asistirá a la toma de posesión de su gobierno, que tendrá lugar el 20 de enero.

El político se sumó así a otros cuatro congresistas demócratas que, a modo de protesta, habían anunciado ese día que no irán a la ceremonia.

Pero a raíz de los comentarios de Trump contra Lewis, otros 21 representantes del Partido Demócrata se unieron a la protestae informaron que el viernes no verán en directo como Trump asume su cargo.

Es la primera vez en 30 años que Lewis no estará presente en este evento.

Indignación republicana

Pero no solo los del partido de Lewis condenaron las palabras de Trump.

También lo hicieron varios republicanos, quienes defendieron su legado a pesar de no coincidir con su opinión sobre Trump.


Como el congresista republicano Kevin Yoder, de Kansas, quien señaló que el representante "merece todo nuestro respeto".

"Se lo ha ganado", señaló.

"John Lewis y su ‘charla‘ cambiaron el mundo", dijo por su parte el senador republicano Ben Sasse, de Nebraska.

Incluso el vicepresidente Mike Pence aseguró este domingo que respetaba "el sacrificio" hecho por Lewis, aunque este hiciera "afirmaciones sin fundamento" sobre las elecciones.

Los residentes de Atlanta, capital de Georgia, también se "indignaron" al  conocer que Trump decía que su ciudad estaba "infestada de crimen", reportaron los medios locales.

Según el diario The Atlanta Journal-Constitution, el distrito al que representa Lewis incluye "muchas ‘joyas de la corona‘ de Atlanta, como la Universidad Emory, así como áreas pobres".

Otros episodios

No es la primera vez que Trump se enfrenta a críticas de varios sectores del país por dar declaraciones que se han interpretado como un ataque a los símbolos nacionales.

Cuando aún era candidato a la presidencia, cuestionó la trayectoria militar del senador y exprisionero de guerra John McCain.

"Él no es un héroe de guerra", dijo el empresario durante un evento de campaña en Iowa.

"Fue considerado como un héroe porque lo capturaron. Pero prefiero a la gente que no fue capturada", dijo.

Varios políticos de su propio partido exigieron que se disculpara con McCain, por lo que Trump respondió que había sido "malinterpretado".

Lo mismo ocurrió cuando cuestionó el silencio que guardó Ghazala Khan, madre de un capitán del ejército estadounidense muerto en combate, cuando su esposo dio un emotivo discurso en la Convención Nacional Demócrata en julio.

"Ella no tenía nada que decir… quizá no le permitieron decir nada", dijo Trump sobre la mujer.

El comentario desató múltiples reacciones negativas y fueron muchos los que tildaron su comentario de "irrespetuoso" y "sin sensibilidad".

Y ahora, el presidente electo se ha ganado un disgusto especialmente entre los miembros de la comunidad afroestadounidense.

"Al faltar al respeto a John Lewis, Donald Trump deshonra su sacrificio y degrada los derechos de los estadounidenses por los que casi muere. Discúlpese", dijo Cornell Wm.

Brooks, presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), la organización más antigua del país para la defensa de los derechos de las minorías.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.