Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1991/09/09 00:00

JUGANDO SUCIO

Se inicia investigación por intriga de la campaña de Reagan para demorar, en perjuicio de Carter, la liberación de los rehenes de la embajada iraní.

JUGANDO SUCIO

LA TOMA DE LA EMBAJADA norteamericana en Teherán, poco tiempo después de la caída del shah de Irán, dominó la atención mundial entre 1979 y 1981 y se convirtió en la mayor vergüenza para el Gobierno de Jimmy Carter. Cincuenta y tres ciudadanos de Estados Unidos fueron mantenidos como rehenes en el recinto diplomático durante 444 días, en los cuales la opinión pública norteamericana osciló entre la ira y la impotencia.
En ese momento, la recién fundada república islámica estaba en las etapas finales del proceso revolucionario y acusaba a Estados Unidos (el

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.