Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/09/01 11:00

¿Podría llegar Kanye West a la Casa Blanca en el 2020?

El esposo de Kim Kardashian anunció que aspiraría a la presidencia de EE.UU. ¿Hasta dónde puede ir en serio?

Kanye West hizo pública este domingo su decisión de lanzarse a la presidencia de Estados Unidos en 2020. Foto: AP.

Durante los premios MTV Video Music Awards de este domingo, con micrófono en mano y sobre una tarima, el esposo de Kim Kardashian hizo pública su decisión de aspirar al más alto cargo de gobierno de los Estados Unidos en 2020 (momentos antes había admitido haber fumado marihuana).

Al recibir su premio el rapero dijo con seguridad y seriedad: “No es por mí. Es por las nuevas ideas, hermanos, nuevas ideas (...) Y sí, como se pueden imaginar, he decidido lanzarme a la presidencia en el 2020”.

El video no demoró en hacerse viral y en que se llenaran de memes las redes sociales. Aunque para muchos el anuncio no es más que “un chiste” –como lo declaró la presentadora del evento del domingo– Noticias Univisión se lo tomó en serio y publicó el lunes los tres pasos que el rapero tendría que cumplir para aspirar a la candidatura del 2020.



Primero, deberá ser ciudadano estadounidense de nacimiento y tener al menos 35 años de edad (West tiene 38). Segundo, declarar su candidatura a través de un formulario ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC) con su nombre, dirección y afiliación política. Tercero, invertir 5.000 dólares en un fondo de campaña y revelar a la Comisión Federal sus finanzas personales.

Aunque muchos siguen pensando que la aspiración presidencial del cantante es apenas una broma que no pasará a mayores, Eugene Craig, el presidente del Fondo de la Minoría Joven de Republicanos y estudiante de la Universidad Estatal de Bowie (Maryland), radicó este lunes la solicitud de la candidatura ante un comité que regula la financiación de todas las campañas políticas en Estados Unidos bajo el eslogan Ready for Kanye ('Listos para Kanye').

El joven al parecer quiere abanderarse de la causa en serio para apoyarlo en su carrera a la Casa Blanca. “Creemos West es un campeón en varios asuntos y que tiene una perspectiva interesante. Además, aportaría un diálogo relevante en el campo político. No es un chiste”, puntualizó Eugene Craig, de 24 años.

Aunque se pensaba que Kanye tendría tendencias demócratas, según dijo el jóven Craig, “habiendo visto algunas de sus ideas, creo que estraría más en el lado republicano. Si somos un partido que puede aceptar a Donald Trump, por qué no aceptaríamos a Kanye”, agregó. 

Y en el gobierno el anuncio también se tomó en serio. Desde Casa Blanca contestó el secretario de prensa Josh Earnest diciendo que “espera con ganas saber cuál es el eslogan que adoptará West para bordar en su sombrero de campaña”, mientras viajaba a bordo del Air Force One acompañado de Obama.

Su historia

West es uno de los raperos más controvertidos actualmente amado y detestado por miles de personas, pero pocas veces ignorado. Tanto así, que Barack Obama lo llamó en 2009 “idiota” (jackass) durante una entrevista con CNBC por haber interrumpido la presentación de Taylor Swift en el mismo evento en que declaró el domingo su aspiración política. Obama volvió a referirse a West en el 2012 para expresar su preferencia por Jay Z, otro rapero estadounidense.

Durante una charla a la que fue invitado en la Universidad de Harvard en noviembre de 2013, Kanye West explicó a los alumnos de arquitectura que “el mundo podría ser transformado a través del arte” y que hasta “una utopía es posible; pero somos gobernados por la gente menos noble, menos digna, menos sensible y más tonta y politiquera”.

Kanye nació en Atlanta, Georgia. Su madre era docente universitaria y su padre un periodista de fotografía, activista y pastor. Aunque fue educado como cristiano, West ha dicho que, como al resto de los niños, nunca se le dio la oportunidad de escoger su religión y que, en todo caso, considera que las religiones solo han contribuido a separar a los seres humanos.

Posibilidades de llegar a la Casa Blanca

West no es el único caso de aspiración presidencial que ha generado controversia. En julio de este año, Brady Olson (conocido como Deez Nuts), un adolescente de 15 años, registró su candidatura como político independiente ante la Comisión Federal de Elecciones con la pretensión de romper con el bipartidismo estadounidense (republicano y democrático).

En chiste o en serio, el mundo entero está atento a cualquier movimiento de este rapero. Su esposa, igual que él, tiene el don llamar la atención y dar de qué hablar con tan solo cambiarse el color del pelo.

Lo que algunos expertos ya ven con preocupación es que si la campaña de Donald Trump, que arrancó también como un chiste o una idea descabellada ha tomado tal fuerza, el caso de Kanye puede no ser muy distinto.

Los votantes del 2020 no serán los mismos de ahora, y entre ellos, los llamados millenials, podrían resultar una fuerza que produzca sorpresas que hoy parecen tan inauditas como tener en la Casa Blanca a un rapero afroamericano, esposo de una celebridad que se dedica a los realities y a las redes sociales, y que saltaron a la fama gracias a un video porno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.