Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2011 12:00:00 AM

Keiko Fujimori se reunió con Ollanta Humala

La excandidata visitó en privado el lunes al virtual presidente del país, pero a su salida no dio declaraciones.

Keiko Fujimori, que reconoció este lunes su derrota en los comicios presidenciales en Perú, visitó al virtual presidente del país, Ollanta Humala, con quien se reunió en privado durante varios minutos y luego se presentó ante la prensa, pero no dio declaraciones.
 
Fujimori llegó el lunes hasta el hotel donde el vencedor en los comicios del domingo estableció su comando de operaciones.
 
Tras reunirse durante varios minutos, ambos políticos se presentaron ante fotógrafos y camarógrafos, se dieron la mano e incluso un beso en la mejilla, esto último a pedido de los periodistas.
 
Fujimori, quien estuvo acompañada por su esposo, el estadounidense (posteriormente nacionalizado peruano) Mark Vito, por su candidato a vicepresidente, Jaime Yoshiyama, y su portavoz Fernán Altuve, se retiró luego sin informar detalles de la conversación.
 
Poco antes, la candidata había reconocido la victoria de Ollanta Humala y asegurado que es el momento de "comenzar el diálogo" que ayude a que su país "no se detenga".
 
Keiko Fujimori no ha indicado cuál va a ser su actividad política en adelante, ya que en menos de dos meses dejará de ser congresista y su único rango es el de "líder de la oposición".
 
Todavía hay conteo
El nacionalista Ollanta Humala ganó las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Perú y se ofreció a liderar "un gobierno de concertación y de ancha base" que busque "la integración latinoamericana".

Según los últimos datos emitidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 93,2 % de votos escrutados, Humala, candidato por Gana Perú, logró el 51,58 % de los votos en la segunda vuelta electoral del domingo, frente al 48,41 % alcanzado por la candidata de Fuerza 2011.
 
Los últimos votos provienen de zonar rurales del país, afectas al virtual presidente. El departamento de Lima, que congrega a cerca de un cuarto de los electores del país y cuyos votos han sido escrutados en su totalidad, también distorsiona los resultados, pues en él Fujimori obtuvo un 57% de los votos frente a un 42% de Humala.

Cuando se conocieron los primeros resultados oficiales, Humala emitió un breve pronunciamiento y luego se dirigió hacia la céntrica Plaza Dos de Mayo, donde presidió un mitin ante miles de personas que lo esperaron durante varias horas.

"La gran transformación que hoy día llega a Palacio de Gobierno, es el producto del trabajo de millones de peruanos, hombres y mujeres, que han luchado por defender la democracia y sus valores y que hoy están aquí representados", afirmó.

Ante sus seguidores, muchos de ellos de procedencia humilde y que lo vitoreaban mientras ondeaban banderas peruanas y de la alianza nacionalista Gana Perú, el presidente electo renovó su "compromiso con el pueblo peruano de crecimiento económico con inclusión social".

"Trabajaremos las relaciones internacionales buscando afirmar a Perú como un país que busca la unidad latinoamericana, buscaremos relaciones de hermandad con cada pueblo de la región. Vamos a continuar lo bueno que se ha venido haciendo, vamos a corregir lo malo y vamos a hacer la transformación", enfatizó.

Esto se logrará, dijo, "luchando y no dándole cuartel a la corrupción y a los corruptos" y pidió a sus compatriotas trabajar junto a él porque "esta tarea no será fácil".

Pero Humala también dejó en claro que sabe "que gobernar no es tema de una sola persona", por lo que se comprometió a convocar "a los mejores cuadros técnicos, independientes, intelectuales, para poder hacer un gobierno de concertación, un gobierno de ancha base, donde ninguno se sienta excluido y todos representados".

El presidente electo reiteró que luchará de manera firme contra corrupción y aseguró que en su país "hay plata, hay que manejarla con responsabilidad, pero hay que utilizarla para vencer la desigualdad".

"Mi único jefe es el pueblo peruano" acotó ante el clamor de sus seguidores, a los que les dijo que, a pesar del gran crecimiento económico de los últimos años en su país, "no puede ser posible que digan que Perú avanza cuando hay doce millones de pobres".

Su rival, Keiko Fujimori, también tardó varias horas en pronunciarse, pero por la noche ya dio por perdidas las elecciones al abandonar el hotel donde pasó gran parte de la jornada para retirarse a su casa.

Keiko se dirigió a sus simpatizantes, y pese a que algunos todavía coreaban "sí se puede", asumió implícitamente su derrota al decirles que el hecho de haber conseguido casi la mitad del apoyo y confianza era motivo para ella de "gran alegría y satisfacción".

El triunfo de Humala fue felicitado por presidentes extranjeros como el chileno Sebastián Piñera y personajes como el ex presidente peruano Alejandro Toledo y el escritor Mario Vargas Llosa.

Vargas Llosa afirmó que en su país "se ha salvado la democracia" y dijo que los peruanos "han actuado con responsabilidad, han hecho una adhesión al sistema de libertad y de legalidad que queríamos defender".

El premio Nobel de Literatura de 2010, que apoyó la candidatura de Humala, consideró que ahora "es muy importante que el futuro presidente de Perú dé todos los signos necesarios para reconciliar a la familia peruana".

"Ollanta Humala tiene que entender que esta victoria se la han dado las clases medias. Las clases medias son las que se han volcado en esta segunda vuelta a confiar en él, a creer que se ha apartado del modelo absolutamente catastrófico de Chávez", remarcó.

El escritor también dijo que la derrota de Keiko Fujimori ha librado a Perú "de que una dictadura que fue terriblemente corrupta y sangrienta volviera a tomar el poder".
 
Se confirman sondeos
Las cifras confirman la información aportada por los sondeos previos donde, no obstante, la distancia a favor del candidato de Gana Perú. Los resultados de un conteo rápido, que representa unos 250.000 votantes, adelantado por una firma encuestadora y arroja una ventaja de casi 3 puntos porcentuales para Humala: 51,4 frente al 48,6 % de votos para su rival.
 
Humala también tuvo más de 4 puntos de ventaja sobre su rival Keiko Fujimori, según los primeros sondeos "a boca de urna" realizados por las empresas encuestadoras hacia las 4.00 p.m. del domingo

La asociación civil Transparencia, de observación electoral, también informó en rueda de prensa el domingo en la noche que Humala aventaja a la hija del ex presidente Alberto Fujimori por 2,6% cuando ya se han computado poco más del 90% de los sufragios. El margen de error es de aproximadamente 1%.

Las empresas Ipsos-Apoyo, CPI y Datum, que ofrecieron sus resultados en dos canales distintos de televisión, coincidieron en la victoria de Humala por un margen superior al 52 %, aunque los organismos oficiales han insistido en que hay que esperar a los resultados del Organismo Nacional de Procesos Electorales.
 
En el local de campaña del candidato nacionalista, su equipo de asesores ya ha comenzado a festejar la previsible victoria con lemas como "Sí se pudo, sí se pudo", y "Ollanta presidente".
 
Ipsos-Apoyo dio a Humala un 52,6 % de los votos y 47,4 a Fujimori; Datum apuntó un 52,7 % para Humala contra 47,3 a Fujimori, y la Compañía Peruana de Investigaciones anotó 52,5 % para el nacionalista y 47,5 para su rival.
 
La Organización Nacional de Procesos Electorales no ofrecerá sus primeros resultados oficiales al menos hasta las 18.00 hora local, e incluso más tarde.
 
Los dos candidatos han anunciado que piensan dirigirse a sus seguidores a partir de las 8 de la noche.
 
Un total de 4.573 colegios electorales estuvieron abiertos entre las 08.00 y las 16.00 hora local para recibir los votos de los peruanos.

Mayoría parlamentaria
Humala, podrá gobernar cómodamente durante el periodo 2011-2016 con mayoría en el Congreso si ratifica una alianza política con el exmandatario Alejandro Toledo, quien le dio su respaldo en la segunda vuelta.
 
La coalición Gana Perú de Humala tiene 47 escaños en el Parlamento, tras obtener 3,3 millones de votos en las elecciones legislativas del pasado 10 de abril, y, por lo tanto, será la organización política con mayor peso en el Legislativo.
 
El Congreso unicameral de Perú tiene 130 representantes y, por ende, el Gobierno necesitaría de 66 escaños para tener la mayoría en ese poder del Estado.
 
Por su parte, el partido de Toledo, Perú Posible, tendrá 21 parlamentarios, tras recibir 1,4 millones de votos, y casi la totalidad de su bancada le ha brindado apoyo a Humala en la segunda ronda.
 
Entre ambas bancadas alcanzarían los 68 congresistas que le permitirían gobernar con mayoría en el parlamento.
 
Toledo ha repetido que serán "celosos guardianes de la democracia" y que decidió darle su respaldo, tras acusar su candidatura de ser un "salto al vacío" en la primera vuelta porque está convencido de sus principios democráticos.
 
El plan de Gobierno de Humala ha previsto una reforma de la Constitución para hacer modificaciones en la política económica y social del país con el objetivo de volverla más inclusiva, pero el mismo candidato ha rechazado que entre sus modificaciones esté incluir la reelección presidencial.
 
De otro lado, la oposición en el Congreso peruano estará formada por los 37 congresistas del partido Fuerza 2011, de la excandidata Keiko Fujimori, que obtuvo 2,9 millones de votos en los comicios de abril.
 
También por los 12 parlamentarios de la Alianza por el Gran Cambio, que postuló a la presidencia al exministro Pedro Pablo Kuczynski; los nueve congresistas de la alianza Solidaridad Nacional y los cuatro legisladores del Partido Aprista Peruano del saliente mandatario, Alan García.
 
Con EFE y AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.