Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/03/31 00:00

Kim Jong-un promete ampliar el arsenal nuclear norcoreano

La agencia KCNA dijo que no se dejarán las armas nucleares "mientras existan imperialistas y amenazas atómicas".

En esta foto sin fecha, publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA), el líder norcoreano Kim Jong-un usa un par de prismáticos para observar ejercicios de fuego real disparados por la Defensa Jangjae Islet Desprendimiento y el Islote Mu Destacamento de Defensa Héroe. Foto: AP
;
EFE

El líder norcoreano, Kim Jong-un, prometió este domingo la ampliación "cuantitativa y cualitativa" de su arsenal nuclear para hacer frente a las amenazas de Estados Unidos, según informó la agencia estatal KCNA.

Durante la apertura este domingo de la sesión plenaria del Partido único de los Trabajadores de Corea del Norte, reunido por primera vez desde septiembre del 2010, Kim volvió a insistir, además, en que su país lanzará más misiles.

El líder norcoreano prometió, asimismo, promover la economía y el desarrollo de su potencial nuclear "de manera simultánea", apenas un día después de anunciar que su país entró en estado de guerra con el Sur, en una escalada de amenazas casi diarias del régimen comunista.

La nota de la KCNA señaló también que las armas nucleares norcoreanas no son una "moneda de cambio política", ni tampoco "para negociaciones económicas", al argumentar que las fuerzas armadas nucleares son su "vida" y ésta "nunca puede ser abandonada mientras existan los imperialistas y las amenazas atómicas".

La reunión del Partido de los Trabajadores norcoreano se celebra un día después de que Pyongyang anunció que entró en "estado de guerra", y de esa manera, advirtió de un "combate a gran escala" en otro comunicado de su agencia estatal.

En su habitual tono belicista, el pasado viernes los medios norcoreanos publicaron que Kim Jong-un ordenó, igualmente, tener preparados sus misiles para atacar en "cualquier momento" intereses de EE. UU, y Corea del Sur.

Estos anuncios se enmarcan en la dura campaña de amenazas que el régimen de Corea del Norte dirige a Corea del Sur y EE. UU. desde que el pasado día 7 de marzo la ONU anunció nuevas sanciones al país comunista por su última prueba nuclear, realizada en febrero.

EE. UU. mantiene 28.500 efectivos en Corea del Sur y está comprometido en la defensa de su aliado en caso de un hipotético ataque de Corea del Norte, como herencia de la Guerra de Corea (1950-53).

Aquel conflicto armado finalizó con un armisticio que hasta hoy sitúa en estado técnico de guerra a las dos Coreas, ya que no ha sido sustituido por un tratado de paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×