Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/10/23 22:00

Una fría alianza entre Putin y Bashar al Asad

La relación entre los dos mandatarios ha cambiado, al punto de que Putin se convirtió en la única ayuda de Al Asad para combatir el terrorismo.

Una fría alianza entre Putin y Bashar al Asad

En 2012, cuando ya había estallado la guerra en Siria, el presidente ruso, Vladimir Putin, se mostró indiferente ante la situación del régimen de su homólogo Bashar al Asad y dijo que no le importaba. Pero ahora, tres años después, Putin se convirtió en la única ayuda de Al Asad para combatir el terrorismo en el país. El presidente sirio realizó su primer viaje al extranjero desde que comenzó la guerra en su país en 2011 y visitó a su par que lo invitó a Moscú. Pero, aunque se esté diciendo que son los mejores amigos, salta a la vista que ambos mandatarios llevan una relación distante; y según varios analistas y diplomáticos, al gobierno ruso le preocupa más la supervivencia del Estado sirio que mantener en pie el régimen de Al Asad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.