Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/07/17 00:00

La comunidad negra examina a Obama

La comunidad negra examina a Obama
;
BBC

Era una cita muy esperada por la comunidad afroamericana estadounidense. Durante la convención de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) el presidente Barack Obama dedicó por primera vez desde que llegó a la Casa Blanca un discurso a los conflictos raciales.

Obama exhortó este jueves a la audiencia de la NAACP, la organización de derechos civiles más antigua de Estados Unidos (esta semana celebraba sus 100 años de existencia) a que tomara las riendas de sus propias vidas, pidió "un cambio de mentalidad" y advirtió que aún existe discriminación.

El primer presidente negro de Estados Unidos dijo además que "no hay excusas" para que los hijos de esta comunidad no trabajen duro y triunfen en la vida.

El corresponsal de la BBC en Washington Jon Donnison describió el discurso de Obama como apasionado e incluso parecido al de un predicador.

"Los programas del gobierno no van a conseguir por sí solos que nuestros hijos lleguen a la tierra prometida. Necesitamos una nueva mentalidad, un nuevo conjunto de actitudes", destacó el mandatario.

Según Obama, la comunidad afroamericana ha "interiorizado una serie de limitaciones" que les hacen esperar "muy poco del mundo y de ellos mismos".

Es hora de que los niños negros aspiren a convertirse en científicos, ingenieros, jueces de la Corte Suprema y presidentes, añadió.

"Aún hay discriminación"

Sin embargo, el presidente también reconoció que los negros de EE.UU. aún padecen el racismo.

"No nos engañemos: aún se siente el dolor de la discriminación", especialmente en el caso de las mujeres. Pero también en otros colectivos, como los musulmanes, los homosexuales o los latinos", advirtió.

"Tenemos que decir a nuestros hijos: 'Sí, si eres afroamericano tendrás más oportunidades de acabar en una banda criminal. Sí, si vives en un barrio pobre tendrás que hacer frente a desafíos que no tendría alguien de un barrio rico (...), pero eso no es motivo para dejar tu educación'".

¿Y los que no son presidentes?

Por su parte, Benjamin 'Ben' Jealous, líder de la NAACP, dijo a la BBC que la presidencia de Obama no puede tomarse como símbolo del fin de las tensiones raciales.

"Es sorprendente ver fotos del presidente subiendo al Air Force One (el avión de la Casa Blanca) y por otro lado imágenes de niños negros a los que no se les permite entrar en una piscina", manifestó Jealous.

"Eso demuestra que, mientras hay gente que puede superar las barreras sociales, todavía hay otras para muchos de nosotros. Tenemos que hacer hincapié en éstas", enfatizó.

Con el triunfo de Obama en las elecciones de noviembre de 2008, muchos medios en EE.UU. empezaron a hablar de una "era post-racial" en las que los problemas generados por las diferencias de color habrían quedado superados.

Apenas dos meses después de jurar su cargo, tuvo que enfrentarse con los informes de algunas organizaciones de derechos civiles, como la Liga Nacional Urbana, quien en un estudio sostuvo que los negros en EE.UU. tienen el doble de la posibilidad de quedar desempleados, tres veces la de vivir en la pobreza, y seis veces la de ir a la cárcel que los blancos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.