Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2012 12:00:00 AM

La divina comedia

Contestatario, rebelde y mordaz. Así es Beppe Grillo, humorista y sorprendente líder de Cinco Estrellas, un movimiento que está revolucionando la política italiana.

El genovés Beppe Grillo llevaba más de 30 años haciendo reír a Italia. En sus apariciones televisivas y presentaciones en teatro solía hacer críticas tan ácidas a los gobernantes de turno que en varias ocasiones las autoridades le prohibieron aparecer en los medios. Cansado de la corrupción, la politiquería y la crisis económica, Grillo fundó el movimiento político Cinco Estrellas en 2009. Como era de esperarse, al comienzo nadie lo tomó en serio, pero eso cambió el lunes pasado cuando Federico Pizzarotti, candidato por el movimiento del comediante, ganó la Alcaldía de Parma con un arrasador 60 por ciento de los votos.

La popularidad política de Grillo empezó en 2007 con una jornada de protesta contra la corrupción que llamó 'Vaffanculo' ('Váyanse a la mierda'), en la que el humorista congregó a 2 millones de personas en 220 ciudades. A eso le siguió otra manifestación homónima el año siguiente y un blog que hoy es el más leído de Italia. Sus más de 550.000 seguidores en Twitter y 880.000 en Facebook son evidencia de que el fenómeno Grillo no es exclusivo de Parma.

Cinco Estrellas, cuyos seguidores, o 'grillitos', se rehúsan a considerarse un partido, también se llevó las alcaldías de varias ciudades intermedias. Según su fundador, "mi victoria refleja el deseo de cambio de los italianos". Un deseo rebelde y antisistémico, como él, que crece día a día en una Italia atormentada por el fantasma del exprimer ministro Silvio Berlusconi, a quien Grillo describe como el "enano psicópata que ha de estar tirando demasiado como para hacer otra cosa". Con una deuda equivalente al 120 por ciento de su Producto Interno Bruto y unas medidas de austeridad que aprietan cada vez más el bolsillo de los ciudadanos, era de esperarse que los votantes abogaran por un cambio.

Y si los italianos querían algo distinto, Grillo lo brindó con su personalidad desparpajada. Para empezar, el comediante es uno de los pocos que realmente hace política por amor al arte, pues una condena judicial por un accidente automovilístico en los años ochenta le impide aspirar a cargos públicos. Para él, se trata de pasión, no de dinero. Por eso cree plenamente en: "una hiperdemocracia hecha por ciudadanos", un sistema participativo de comunicación directa con el pueblo a través de redes sociales y Skype. En ese sentido, le lleva una enorme ventaja a los acartonados partidos políticos tradicionales, en los que ya solo cree el 5 por ciento de los italianos.

Sin embargo, algunos analistas como Paolo Natale, docente de la Universidad de Milán, citado en The New York Times, ven esa distinción como un talón de Aquiles: "Será interesante ver si esa visión utópica que proponen puede encarnarse en las elecciones nacionales. Creo que son un poco ingenuos". Adicionalmente, muchos critican a Grillo porque los integrantes de Cinco Estrellas no tienen la experiencia necesaria para ocupar un cargo público. Si bien es cierto que el nuevo alcalde de Parma es el más joven que haya tenido la ciudad, lo que digan los demás tiene sin cuidado al activista, que arremete sarcástico: "Puede que estos chicos no tengan experiencia, aún no han aprendido a maquillar el presupuesto o a darles contratos a sus amigos".

Con ese aire novedoso, Cinco Estrellas 'ganó Stalingrado', como Grillo llama la victoria alcanzada en Parma, al referirse a la decisiva batalla que marcó la debacle alemana en la Segunda Guerra Mundial: "¡Primero Stalingrado, sigue Berlín!". Es decir, siguen las elecciones nacionales para conquistar el Parlamento en Roma el año próximo. Considerando que el movimiento ya cuenta con el 12 por ciento de intención de voto y que el escenario político está muy fragmentado, Grillo, que hizo carcajear al país por tantos años, puede ser quien ría de último. Y ría mejor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.