Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2011 12:00:00 AM

La eficacia de las nuevas sanciones contra Irán

Pese a que la ONU ha adoptado cuatro resoluciones contra Teherán por las dudas que genera su programa atómico, el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad no parece estar dispuesto a cambiar su política nuclear.

;
BBC
Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña anunciaron nuevas sanciones contra Irán con la finalidad de detener el avance de lo que consideran un programa nuclear con intenciones militares.

El informe presentado la semana pasada por la Agencia Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas (AIEA), expresando preocupación por lo que describe como la continuación de los esfuerzos iraníes para desarrollar armas nucleares, motivó esta nueva ronda represalias contra Teherán.

Se trata de la profundización de una política de sanciones que desde el 2006 ha producido cuatro resoluciones condenatorias de la ONU, pero que en esta ocasión no parece tener el suficiente consenso entre los 15 integrantes del Consejo de Seguridad.

De hecho, el que las medidas se tomen al margen del Consejo se interpreta como el reconocimiento de que ni China ni Rusia, dos países con poder de veto, están convencidos de la necesidad de más sanciones.

Por lo general, este tipo de estrategia es cuestionada por quienes advierten que no afecta tanto a los gobiernos y los jerarcas contra la que va dirigida como a la población general, algo que se vio en Irak tras la primera Guerra del Golfo.

En el caso iraní, el que Teherán siga sin alterar el comportamiento que se le critica lleva muchos a discutir sobre la eficacia de las sanciones.

Sin los efectos deseados

Elliot Abrams, un exdiplomático que trabajó en el equipo de seguridad nacional del presidente George W. Bush, afirma que la estrategia no ha forzado cambios en la conducta del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad.

"Las sanciones no han sido efectivas hasta ahora para cambiar el programa nuclear iraní" dijo recientemente en una reciente discusión sobre el programa nuclear iraní organizada por el Consejo de Relaciones Internacionales, un centro de estudios de Washington.

"Han sido efectivas, sin duda, en debilitar el crecimiento económico iraní. Y si ese era el objetivo, entonces se puede decir que están funcionando, pero no han cambiado la política nuclear iraní", dijo Abrams.

Abrams considera que las únicas áreas para profundizar la estrategia occidental estaban en el Banco Central y el sistema financiero iraní y en el sector petrolero, pero afirma no percibir "una gran confianza (…) de que vamos a ser capaces de cambiar la política nuclear de Irán".

"Es muy difícil encontrar a alguien que piense que un poquito más de presión en las sanciones va a hacer que el líder supremo diga: "hasta aquí, me doy por vencido", aseguró Abrams, quien actualmente es miembro del Centro de Estudios del Medio Oriente del Consejo.

Advertencia a China y Rusia

Este lunes, tras conocerse las nuevas medidas, la presidenta del Comité de Relaciones Exteriores del Congreso estadounidense, la republicana Ileana Ros-Lehtinen, al expresar su "satisfacción" por la movida, reconoció las limitaciones de su alcance.

"En total, las medidas anunciadas no son suficientes para obligar al régimen de Teherán a abandonar su búsqueda de capacidades nucleares y otras políticas destructivas", expresó Ros-Lehtinen en un comunicado distribuido por su oficina.

La congresista, considerada como del "ala dura" de su partido, está entre quienes piensan que las medidas contra Irán no han funcionado porque "no hemos visto aún la implementación completa y necesaria contra entidades y gobiernos que tienen negocios significativos con el régimen de Teherán".

"Necesitamos emplear toda la fuerza de nuestras leyes de sanciones inmediatamente y eso incluye sanciones contra las compañías rusas y chinas que siguen haciendo negocios con Irán pero que han sido dejadas perdonadas anteriormente por el gobierno (estadounidense)".

Algunos analistas aseguran que los hallazgos del informe de la AIEA podrían debilitar la defensa que hacen de Irán los gobiernos de Rusia y China, pero no necesariamente forzaran cambios en su posición.

Sin embargo, Karim Sadjadpour, analista de temas iraníes de la Fundación Carnegie para la Paz Mundial, un centro de estudios de Washington, asegura que "ambos países seguirán argumentando que el diálogo, no la coerción, es la única manera de resolver este asunto".

"Dadas sus propias relaciones bilaterales con Teherán, la realidad es que a no ser que Irán pruebe una bomba (nuclear) China y Rusia seguramente verán que es de su interés fingir escepticismo sobre la evidencia de las aspiraciones de Teherán de armas nucleares", explica Sadjadpour

El corresponsal de la BBC en Teherán, James Reynolds -quien está imposibilitado de hacer su trabajo en Irán debido a las restricciones impuestas a la prensa internacional- describió las nuevas acciones como "importantes".

Reynolds explica que la coordinación de EE.UU., Canadá y el Reino Unido para aislar el sector financiero iraní "es lo único que pueden hacer al no contar con el apoyo de la ONU", explica Reynolds.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.