Miércoles, 17 de septiembre de 2014

| 2013/08/31 00:00

La exigencia de Putin a Estados Unidos

El presidente ruso solicitó pruebas de que sí se utilizaron armas químicas en Siria y envió un mensaje a Obama.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló sobre la situación en Siria y el posible ataque militar a este país por parte de Estados Unidos. Foto: AP
;
EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, pidió este sábado a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que como Nobel de la Paz piense en las víctimas mortales que causaría un ataque a Siria, y exigió a Washington que presente las presuntas pruebas que demostrarían el uso de armas químicas por el Gobierno sirio.

"Si hay pruebas sobre el uso de armas químicas, estas deben ser presentadas. Si no se presentan es que no existen. Las alusiones a no se sabe qué interceptaciones de no se sabe qué conversaciones que no demuestran nada no pueden servir de fundamento para tomar decisiones tan trascendentes como el uso de la fuerza contra un Estado soberano", afirmó Putin.

Reaccionó así a las amenazas de una intervención militar contra Siria expresadas el pasado viernes por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que alegó pruebas irrefutables de los servicios de inteligencia norteamericanos sobre la autoría del régimen del presidente sirio Bachar Al Assad en el ataque con armas químicas en las afueras de Damasco.

El mandatario ruso reiteró que las pruebas, en caso de que existan, no pueden permanecer en secreto y deben ser "presentadas a los inspectores de la ONU y al Consejo de Seguridad".

"Las alusiones a que tienen esas pruebas pero que son secretas y no se las pueden presentar a nadie no se sostienen, es sencillamente una falta de respeto hacia sus socios", dijo Putin.

Para el presidente ruso, "decir que el Gobierno sirio ha empleado armas químicas cuando el Ejercito de Siria avanza" sobre su enemigo "es una tontería inmunda".

De hecho, según el líder del Kremlin, la posible operación militar en el país árabe tiene como objetivo ayudar a los rebeldes en su lucha contra el régimen de Damasco.

"El Ejército sirio avanza y los así llamados insurgentes están en una situación difícil. No tienen las armas que tienen las tropas gubernamentales, no tienen aviación, ni misiles ni artillería. ¿Qué se puede hacer por los patrocinadores de estos insurgentes? Pues ayudarles a llenar el vacío", señaló.

Tras remarcar que los países que apoyan a la oposición armada siria no pueden enviarles armas ni tampoco enseñarles a usarlas, Putin aseguró que "solo les queda una salida: atacar ellos mismos".

Al mismo tiempo, el presidente ruso se dirigió a Obama para que como Premio Nobel de la Paz piense en las víctimas de un ataque a Siria.

"Me dirigiría a (el presidente de EE. UU., Barack) Obama como Premio Nobel de la Paz: antes de emplear la fuerza en Siria hay que pensar en las futuras víctimas", dijo el presidente de Rusia, citado por las agencias rusas.

El líder del Kremlin señaló a Obama, quien aseguraba ayer que no había tomado la decisión sobre una intervención militar en Siria, que lo piense "muy bien antes de tomar la decisión" y recordó que otras acciones militares iniciadas por Estados Unidos no trajeron a la paz a los países intervenidos.

"¿Acaso se resolvió aunque sea un sólo problema en Afganistán, Irak y Libia? Porque allí no hay ni paz ni democracia algunas como supuestamente pretendían nuestros socios, no hay ni una paz civil elemental ni equilibrio", advirtió Putin, citado por agencias, en una comparecencia ante la prensa en la ciudad rusa de Vladivostok.

Agregó que "todo esto debe ser mirado antes de tomar la decisión de atacar con bombas y misiles, a los cuales les seguirán sin duda las víctimas, también entre la población civil".

"En los propios Estados Unidos, (...) la mayoría de los analistas consideran que la acción contra Irak fue una equivocación. Y si partimos de que hubo errores en el pasado, por qué ahora creemos que esto es infalible", recalcó el presidente ruso.

A su vez, Putin apuntó que la cumbre del G20 (Grupo de países desarrollados y emergentes) que arranca la próxima semana en la ciudad rusa de San Petersburgo, patria chica del presidente ruso, será una buena ocasión para tratar el conflicto sirio tanto con Obama como con otros países que acudirán a la cita.

El mandatario ruso también manifestó que fue para él una gran y grata sorpresa la votación en el Parlamento británico contra la participación de Londres en la operación militar contra Siria.

"La decisión del Parlamento británico fue para mí una sorpresa total. En los últimos años nos hemos acostumbrado a que la sociedad occidental aprueba sin mayor debate todo de acuerdo a los deseos y posturas de su principal aliado, o sea, Estados Unidos, o al menos así lo ha parecido siempre desde fuera", declaró Putin.

La inesperada votación en la Cámara de los Comunes británica demuestra, según el líder ruso, que incluso en Reino Unido, principal aliado de Estados Unidos, hay "gente que analiza los acontecimientos, sacan conclusiones y tomar sus propias decisiones".

Obama anunció ayer que evalúa una acción militar sin soldados sobre el terreno en Siria que no implicaría un "compromiso" bélico a largo plazo.

Poco antes, Kerry daba por hecho en Washington que un ataque con armas químicas lanzado por el régimen de Al Asad el pasado 21 de agosto causó 1.429 víctimas mortales, 426 de ellos niños.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×