Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/09/26 22:00

El papa Francisco, todo un ‘superstar’

La exitosa gira del pontífice por Cuba y Estados Unidos subraya su liderazgo político y lo consolida como uno de los líderes religiosos más carismáticos de la historia.

El décimo viaje internacional del papa Francisco conmovió los corazones de creyentes y no creyentes. Este recorrido de diez días a Cuba y Estados Unidos tuvo un evidente reflejo en la política internacional y estuvo lleno de simbolismos. El pontífice se reunió con el presidente cubano Raúl Castro, su hermano Fidel, y también con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Jorge Mario Bergoglio pronunció 26 discursos, ocho en Cuba y 18 en Norteamérica, de los cuales 22 fueron en español. Solo usó el inglés en cuatro momentos: en el Congreso de Washington, la Casa Blanca, en la Zona Cero y en la despedida del viaje. Los jóvenes y las familias estuvieron entre los principales intereses del pontífice durante su travesía.

Discreto en Cuba

En Cuba mantuvo un perfil inusualmente bajo para no molestar al régimen. Su silencio constituyó todo un mensaje: lo único que le reclamó a Raúl Castro en público fue una “revolución de la misericordia”. Además, sostuvo un encuentro en la casa de Fidel Castro. Mientras estuvo en La Habana más de 50 activistas fueron detenidos, lo que el pontífice aseguró desconocer.



Un santo hispano

En un esfuerzo para reforzar los ánimos evangelizadores de la Iglesia católica en Estados Unidos, el papa canonizó al franciscano español Junípero Serra. Se trata del primer santo que se puede identificar con la comunidad latina del país. El fraile se lanzó a evangelizar los territorios del norte de California junto a las expediciones militares de la Corona española a finales del siglo XVIII.



El papa y su misión

Francisco ha demostrado que un papa puede tener una visión moderna de temas polémicos. Sobre el ateísmo ha dicho: “Lo importante para quien no cree en Dios está en obedecer a su conciencia” y sobre la homosexualidad dijo: “Si una persona es gay y busca al Señor, ¿quién soy yo para juzgarla?” Emulando a San Francisco de Asís, el pontífice ha pregonado la humildad y se presentó como el obispo de Roma, igual entre los suyos y no como alguien superior.

Católicos en Estados Unidos

Estados Unidos es el cuarto país con el mayor número de católicos en el mundo, a pesar de esto, el número de fieles ha disminuido en los últimos años.



Empatía en la casa blanca

Al visitar al presidente Barack Obama en la Casa Blanca, el papa Francisco hizo evidente que ambos líderes coinciden en temas como el deshielo con Cuba, la economía y la inmigración. Obama no ha manifestado tanta admiración por otro jefe de Estado. Ve en él un aliado en sus iniciativas internas.



Primero en el Congreso

Francisco se convirtió en el primer pontífice en hablar en el Congreso de Estados Unidos, en donde llamó a abolir la pena de muerte. Allí se mostró beligerante con su mensaje que coincide en las discusiones políticas más intensas de Washington.



La niña y el papa

En un gesto cargado de simbolismo, el papa hizo detener su caravana para acoger a una niña mexicana que le entregó una carta y una camisa. La pequeña Sofía Cruz forma parte de un movimiento de jóvenes católicos que abogan por los indocumentados en Estados Unidos. Trascendió que en la carta llevaba un mensaje sobre la inmigración y en la camiseta se leía: “Papa rescata Dapa. Y la legalización, que sea tu bendición”. Dapa son las medidas de Obama para regularizar a millones de indocumentados que ha frenado la justicia.



Histórico en la ONU

Francisco se presentó como el representante de los más necesitados en la Asamblea General de la ONU, ante decenas de jefes de Estado y de gobierno. Sus llamados a favor de los pobres, en contra del capitalismo salvaje y para combatir el cambio climático constituyen un mensaje contundente. “Los organismos financieros internacionales han de velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de estos a sistemas crediticios que, lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”, afirmó el sumo pontífice argentino.



Líder ecuménico

En una solemne visita llena de significado Francisco estuvo en el monumento levantado en el World Trade Center a las víctimas de los atentados terroristas y se reunió además con varios representantes de diferentes religiones. Con ellos llevó a cabo una particular oración interreligiosa, dando un mensaje clave a la unidad y la humildad: “Pidamos al cielo el don de empeñarnos por la causa de la paz”, dijo.



El Topolino

Un discreto Fiat 500 negro, escogido por Francisco para movilizarse en Estados Unidos, reflejó la personalidad sencilla y humilde del pontífice.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.