Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2012 12:00:00 AM

La expresidenta regional de Madrid y otros políticos golpeados por el cáncer

Esperanza Aguirre, una de las dirigentes más importantes del Partido Popular español, anunció su renuncia por cuenta de un cáncer que padece. Su caso se suma a la larga lista de políticos con quebrantes de salud similares.

Esperanza Aguirre, de 60 años, anunció que se retira de la política activa, a tres años de acabarse la legislatura. Entre las razones de su adiós, mencionó el cáncer de seno del que fue diagnosticada en 2011 y del que dijo estar "presuntamente curada".
 
Su renuncia provocó un pequeño terremoto a nivel local en un momento muy delicado para España y el gobierno del Partido Popular. "Tengo la certeza de que para un político es esencial elegir el momento y la forma de su retirada y yo he llegado a la conclusión de que este era el mejor momento", dijo Aguirre. "Ahora ha llegado el momento de vivir más cerca de los míos y dedicarme a mis nietos, a mis hijos, a mi marido, a mi madre y a mis siete hermanos".

Aguirre se dio a conocer en la política española como ministra de Educación en el primer gobierno de José María Aznar, entre 1996 y 2000. También fue presidenta del Senado y en 2003 ganó las elecciones en la región de Madrid, convirtiéndose en la primera presidenta autonómica electa de la historia de España.Desde entonces Aguirre ha gobernado Madrid, obteniendo la victoria en tres comicios consecutivos con mayoría absoluta, el último de ellos en mayo de 2011.

Otros casos de políticos con cáncer

La renuncia de Esperanza Aguirre, reabre el debate sobre si los políticos con quebrantos de salud deben hacer público su estado y si deben o no apartarse de su cargo para dedicarse a su recuperación.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se extrajo un tumor cancerígeno en junio de 2011 en Cuba y en los últimos meses se ha sometido a tres cirugías, quimioterapia y radiaciones, pero pocos venezolanos saben dónde estuvo localizado el cáncer y cuál es su estado actual de salud. Cuando se le preguntó sobre el tema, Chávez aseguró que la última revisión, realizada en junio, mostró que estaba libre de cáncer y que el pronóstico era bueno.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, conoció el diagnóstico de su linfoma no Hodgkins en agosto de 2010, pero también mantuvo oculta la gravedad de su patología. Así mismo, permaneció bajo total reserva el estado de salud de líder cubano Fidel Castro, quien abandonó el poder luego de someterse a una cirugía estomacal.

Este manejo hermético del diagnóstico médico tuvo su máximo exponente en el presidente estadounidense Franklin Roosevelt, quien murió mientras estaba en el poder y en plena Segunda Guerra Mundial por cuenta de un tumor en el cerebro que solo se reveló una vez el mandatario había fallecido.

Sin embargo, Heriberto Murazo, especialista en comunicación política, le explicó a BBC Mundo que "ya no estamos en la época de Roosevelt, ahora se les recomienda a los políticos no disimular si tienen cáncer y que difundan su información. Si no se genera inquietud".

Así lo hizo Cristina Fernández de Kirchner, quien informó detalladamente sobre el cancer de tiroides que le detectaron y le tratamiento al que se sometió, y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien reveló su estado de salud a las tres semanas de que le hubieran diagnosticado un cáncer linfático.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, supo que tenía cáncer de laringe en 2011 y también hizo lo propio y puso su estado de salud en conocimiento de la opinión pública.

Otros, como lo hizo Rudy Giuliani, el alcalde de Nueva York durante los atentados del 11 de septiembre, han ido más allá y no solo le informan a sus electores que están enfermos sino que también dan un paso al costado para dedicarse a su recuperación y no faltar a sus funciones públicas, en caso de resultar elegidos. Cuando le diagnosticaron cáncer de próstata a Giuliani, él declinó su candidatura al Senado de los Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.