Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/24/2013 12:00:00 AM

La familia que inventó los globos de nieve

La idea nació de un accidente en 1900, desde entonces se convirtió en una empresa de herencia familiar.

;
BBC
Erwin Perzy III no es un experto en nieve, pero su familia ha vivido de ella por más de un siglo.

Este austriaco de 57 años es el nieto del hombre que pasó a la historia como el inventor del globo de nieve. Y a su abuelo, el primer Erwin Perzy, se le ocurrió la idea por accidente en 1900.

La producción en masa comenzó en 1905 en Viena y 108 años más tarde, la compañía –Globos de Nieve Originales de Viena- sigue en pie y fuerte en el rubro.

Perzy III ha estado a cargo desde principios de 1980 y la empresa, a pesar de tener sólo 30 empleados -15 de los cuales trabajan desde su casa- produce alrededor de 200.000 globos de nieve al año.

A diferencia de sus competidores del Lejano Oriente que arremeten en el mercado con productos más baratos, los Perzy apuntan a la exclusividad. Sus globos de nieve están pintados y montados a mano. La cubierta, además, aún está hecha de vidrio en lugar de plástico.

Famosas bolas de nieve

A pesar del pequeño tamaño de la empresa y de un relativo desconocimiento entre los que no están bien informados sobre los globos de nieve, siguen teniendo algunos clientes ilustres.

Recientemente realizaron globos para las niñas del presidente de EE.UU., Barack Obama, cosa que también hicieron para Bill Clinton y para el fallecido Ronald Reagan.

También han estado en el cine. La bola de nieve que cae y se rompe dramáticamente al inicio de la clásica película Ciudadano Kane (1941) fue hecha por Globos de Nieve Originales de Viena.

Perzy III, quien sucedió a su padre en la dirección de la empresa, dice que nunca dudó en unirse al negocio familiar.

"Me gusta, es como un hobby (...) Los globos de nieve son una cosa que da un poco de magia y encanto a la gente", dice. 

Un invento accidentado

El primer Erwin Perzy, un mecánico de instrumentos quirúrgicos, creó accidentalmente el primer globo de nieve en el año 1900, como resultado de un experimento.

Originalmente, estaba tratando de mejorar el brillo de la entonces recién inventada ampolleta eléctrica.
Se inspiró en los zapateros de la época, que para conseguir más luz de una vela montaban un globo de cristal lleno de agua delante de la llama. Esto les daba un punto de luz del tamaño de una mano.

Perzy buscaba recrear la técnica frente a una ampolleta, pero no le resultó mucho.

Su nieto retoma la historia: "Un día se encontró sémola, utilizada para la alimentación de los bebés y lo vació dentro del globo de cristal. El polvo blanco se empapó en el agua y flotó lentamente hasta la base del globo. Este efecto se parecía a las nevadas".

"Y esa fue la primera, la idea básica de la invención de un globo de nieve".

El siguiente paso fue añadir un diorama en miniatura, que durante los primeros 40 años de producción siempre fue una iglesia.

Erwin Perzy II tomó el relevo de su padre después de la Segunda Guerra Mundial y presentó diferentes diseños, como árboles de Navidad, Papá Noel y muñecos de nieve.

Perzy II también introdujo un nuevo material para la nieve artificial, que sigue siendo el secreto mejor guardado de la compañía.

"Encantados"

La empresa cuenta ya con 350 diseños diferentes en su gama estándar, pero los clientes también pueden personalizar sus órdenes. De hecho, las órdenes personalizadas representan el 20 % de las ventas totales.

Existen cuatro tamaños diferentes de globos, y algunos proveedores no harán entregas con clima muy frío, ya que si el agua se congela, se expande y rompe el cristal.

Perzy III dice que sigue lo que más lo entusiasma es ver a los niños emocionados cuando visitan su fábrica, que funciona como un museo de globos de nieve.

"Hoy en día los niños lo tienen todo. Quiero decir, tienen computadoras y un montón de otras cosas electrónicas, y nuestra bola de nieve no tiene nada, ninguna batería, nada", dice.

"Y cuando los niños vienen aquí, abren los ojos, están encantados, y todo el mundo sacude uno o dos globos de nieve en sus manos. Ese es un momento muy lindo para mí".

Pero en el negocio familiar no habrá un cuarto Perzy. Sí una cuarta Perzy.

"Mi hija tiene 24 años, y actualmente se encuentra trabajando en tomar las riendas del negocio en 10 años a partir de ahora. Está haciendo un muy buen trabajo", cuenta Perzy III.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.