Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/06/07 00:00

La familia real de Barinas

Las denuncias por corrupción contra los hermanos y padres del presidente Hugo Chávez crecen en su estado natal. Allá cunde el descontento.

El padre del presidente Chávez, Hugo de los Reyes, de 76 años, es el actual gobernador de Barinas. En la foto, ambos durante la posesión del mandatario, para su segundo período, el año pasado

En Barinas, el Estado llanero bautizado como la 'cuna de la revolución', muy pocos quieren a la familia del presidente Hugo Chávez. Allí fue donde nació y creció, y allí es donde viven sus padres y sus cinco hermanos. La 'familia real', como la llaman en esos lares, goza hoy día de muy mala reputación por las denuncias de enriquecimiento ilícito, nepotismo e ineficacia administrativa que pesa sobre sus miembros.

Para los barinenses, las acusaciones de corrupción que ensombrecen a los Chávez siempre han sido un secreto a voces. Por eso les llama la atención que sea ahora cuando el tema ocupa las primeras planas de los diarios caraqueños. La conclusión que sacan es simple: faltan menos de seis meses para las elecciones regionales y todo el que puede saca trapitos sucios al sol.

Pero más allá de las aspiraciones de algunos, hay hechos obvios para alimentar suspicacias. Por nombrar algunos: Wilmer Azuaje, el diputado chavista que denunció corrupción y malversación de fondos orquestadas desde la gobernación de Barinas, fue expulsado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) justo después de hacerlo. La finca La Chavera, que tenía tres hectáreas cuando el padre del Presidente (y actual gobernador de Barinas) la compró hace 30 años, hoy tiene casi 3.000. La guardia del gobernador y de la primera dama local es ostentosa e intimidante (andan en camionetas de lujo y cierran a su paso las vías).

Otro hecho llamativo es el regreso a Barinas del hermano mayor del Presidente, Adán Chávez, hasta hace poco ministro de Educación. El mandatario lo nombró candidato a la gobernación y fue ratificado el domingo pasado en las primarias del Psuv. Los barinenses creían que el candidato sería Argenis Chávez, quien ocupa un cargo creado por su padre exclusivamente para él en 2004 y por el que lo llaman el 'Colin Powell' de Barinas (es secretario de Estado). Argenis ejerce funciones claves desde que don Hugo de los Reyes, de 76 años, está enfermo.

Algunos analistas piensan que al enviar a Adán el Presidente quiso poner orden en la casa. Hugo y su hermano mayor se criaron con su abuela Rosa Inés y han vivido muchos años fuera de Barinas, mientras que los otros cuatro hermanos crecieron y viven allá. De estos últimos, tres tienen cargos políticos: Argenis es vicegobernador, Aníbal es alcalde de Sabaneta (donde nacieron) y Narciso es coordinador regional del Convenio Cuba Venezuela. Adelis es el único que trabaja en el sector privado como vicepresidente del banco andino Sofitasa.

Los familiares han estado ligados en los últimos ocho años a denuncias de enriquecimiento ilícito, supuesta compra de fincas a través de testaferros y favoritismo a contratistas. Uno de los casos más sonados es el de La Malagueña, una hacienda de 800 hectáreas que según documentos fue comprada por Néstor Izarra (el administrador de la finca del padre de Chávez), pero los barinenses asumen que el dueño es Argenis. A él y a su hermano Narciso lo acusan también de haber comprado cuatro fincas más, centros comerciales y medios con dineros públicos.

El diputado chavista Wilmer Azuaje denunció que don Hugo de los Reyes entregó a dedo contratos millonarios "a los mismos contratistas de siempre". Acusaciones similares por malversación de fondos públicos (265 millones de dólares) y por irregularidades en la Fundación del Niño (de la cual es presidenta la primera dama, doña Helena) reposan desde 2000 en la Fiscalía y en la Asamblea Nacional. El ex diputado y presidente del partido opositor Un Nuevo Tiempo en Barinas, Antonio Bastidas, fue quien formalizó las denuncias en ese entonces.

"Esta familia ha abusado mucho de su poder. Muchos callan porque la mayoría de los barinenses trabaja para el Estado y tienen miedo de perder sus empleos. Pero este es un pueblo pequeño y todo se sabe. El enriquecimiento súbito de los Chávez es demasiado evidente", dijo a SEMANA.

Todos los Chávez han negado las acusaciones y su hermano mayor se lava las manos. "Los hermanos míos que están siendo acusados de que compraron no sé cuántas haciendas, que salgan ellos a defenderse. Que den la cara. Yo no voy a asumir defensa automática. No voy a hacerlo con nadie, dijo el mandatario en una alocución televisada. Una cosa es la familia de Hugo Chávez y otra cosa es la familia presidencial. Son dos cosas distintas", insistió.

La candidatura de Adán Chávez -una figura emblemática y desvinculada de esas denuncias- podría representar un intento para depurar al clan. "Adán ha intentado proyectar una imagen moderada. Pero eso no garantiza que sea electo gobernador. El conflicto familiar ha tenido demasiada resonancia y la decepción hacia el desempeño del chavismo se está sintiendo en otras regiones", dijo a SEMANA el analista John Magdaleno.

Y sí, es casi imposible conseguir en Barinas a alguien conforme con la gestión de la familia. Muchos dicen cosas como las que dijo José González: "Yo sigo apoyando al Presidente, pero a su familia nadie la quiere aquí. Los principales opositores de Chávez son los miembros de su familia". O Ana, estudiante de ingeniería industrial: "Pensábamos que por ser cuna de la revolución nos iban a tomar más en cuenta. Aquí no se consiguen buenos trabajos. Los Chávez prefieren emplear a la familia. No deberían exhibir esas camionetas y esas joyas que compraron de la noche a la mañana".

El descontento es generalizado y las quejas se repiten. Por ello es tan emblemático el caso de Barinas. En poco tiempo, quizás, hasta cambie su etiqueta y pase a llamarse 'cuna del chavismo sin los Chávez'.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.