09 enero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La familia que se refugió bajo un muelle para salvarse de incendio

ASOMBROSe trata de los Holmes, de la ciudad de Dunalley (en Tasmania, Australia), quienes con una serenidad a toda prueba son hoy todo un ejemplo de valor.

La familia que se refugió bajo un muelle para salvarse de incendio. La familia Holmes se refugió en el muelle para salvarse de las llamas.

La familia Holmes se refugió en el muelle para salvarse de las llamas.

Foto: AP

Parece un fotograma de una película de ficción. Pero no es así. Es una de esas escenas de la vida real protagonizada por gente del común que con un gesto de valor salieron del anonimato y hoy están en las portadas de algunos de los más influyentes diarios del mundo. Los rotativos cuentan que son los Holmes. Tammy y Tim Holmes y sus cinco nietos quienes sobrevivieron a las llamas en Dunalley, Tasmania, tras resistir en un pequeño muelle durante dos horas. Luego lograron huir en un bote de la zona de fuego.
 
La familia australiana vivió momentos de terror luego que un incendio forestal arrasara su vivienda y varias más en Dunalley, Tasmania. Según su testimonio, el oxígeno se acababa por el aire contaminado, humo intenso y cenizas. ¿Entonces? Ante todo recurrieron a la serenidad. Se aferraron a la estructura de madera unos a otros para recibir soporte. La abuela, Tammy Holmes, debió sostener a sus nietos Charlotte de dos años, Esther de cuatro años, Liam de nueve años, Matilda de 11 y Caleb de seis años, además de la mascota, el perro Polly.
 
Los abuelos no podían desfallecer porque sabían que la ayuda podía tardar. La madre de los menores los había dejado encargados a sus abuelos, mientras asistía a un funeral, según detalla el diario británico The Daily Mail en su edición de este miércoles.
 
A veces, el fuego se acercó al propio muelle, forzando a su esposo a sacar el agua del mar para apagar las llamas. El incendio destruyó cerca de 90 viviendas en la ciudad de Dunalley. A pesar de la llegada de tres camiones de bomberos, Tim se dio cuenta de que no podía defender la casa que él mismo construyó."Miré a los bomberos y dije: Tengo que socorrer a Tammy y los niños". Y los salvó.
  
Ayer fue el día más caluroso en Australia con más de 40 grados. "Hay pocas dudas, esta es un ola de calor muy, muy extrema", dijo la Oficina de Meteorología, a través de su encargado de vigilancia y predicción del clima David Jones. En Australia, como ocurre en Colombia, los incendios por esta época del año son frecuentes. Y de vez en cuando hay historias de heroísmo como esta.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad