Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/1994 12:00:00 AM

LA HORA DEL 'CHACAL'

Termina una leyenda con la captura del terrorista más famoso del mundo: el venezolano Ilich Ramírez Sánchez

Ilich Ramírez Sánchez, Conocido como Carlos el 'Chacal', estaba alejado de la vida delictiva que le convirtió en una leyenda en las décadas de 1970 y 1980. La semana pasada, cuando fue capturado en Kartum (Sudán) y extraditado a París (Francia) ya no era ni la sombra del personaje que, por otra parte, talvez nunca fue en la realidad. Convertido en una reliquia de otras épocas, pasó los últimos años alojado en un apartamento del gobierno de Siria, en Damasco, bebiendo whisky y soñando con sus mejores épocas, cuando era el terrorista más buscado del mundo, y cuando su aura de héroe mítico y ciudadano planetario le permitía seducir a las mujeres más hermosas.
Carlos debía saber que el fin de su libertad estaba cerca, porque ya no era de interés para nadie. La desaparición de Alemania Oriental -cuyos vínculos con el venezolano son la parte más clara de su historia, por los procesos seguidos contra los responsables de sus servicios de espionaje -le dejó sin su último mentor este-europeo, y su protector final, el presidente sirio Haffez Assad, confrontado con la realidad de un proceso de paz al que no podrá sustraerse por mucho tiempo, le expulsó de su país para librarse de una verguenza internacional. Un estalinista de la vieja guardia, ateo y borracho por añadidura, es muy poco presentable en un país musulmán.
Algunas versiones sostienen que cuando Assad le quitó el respaldo, viajó a Sudán, donde pensaba establecerse. Pero por el contrario, cayó en las manos de un gobierno fundamentalista interesado en mejorar su imagen de patrocinador del terrorismo. Es evidente que Carlos fue entregado a Francia (para cumplir una cadena perpetua) no sólo para limpiar la imagen de Kartum, sino a cambio de que París le hiciera "favores" en su guerra civil contra los cristianos y animistas del sur. (Ver recuadro).

VENEZOLANO SIEMPRE
Según se afirma en Caracas, Carlos había adelantado contactos con el gobierno venezolano provisional de Carlos J. Velásquez, (paisano y amigo de su padre) para obtener la ciudadanía de sus hijas y trasladarse con su mujer (la alemana Magdalena Kopp, ex integrante de la Facción Ejército Rojo) para aprovechar la prohibición constitucional que existe en Venezuela de extraditar a los nacionales. Pero según parece, en el intento se interpuso el escándalo del indulto otorgado erróneamente por Velásquez a un reconocido narcotraficante, y la cosa quedó en veremos.
Ilich Ramírez Sánchez nunca dejó su nacionalidad venezolana, a pesar de haber abandonado el país por muchos años. Sus antecedentes revolucionarios no son de ahora. Un bisabuelo suyo organizó un movimiento guerrillero en el siglo pasado, hasta tomar brevemente el poder en 1899. Su padre, el abogado José Altagracia Ramírez, fue uno de los fundadores del partido Acción Democrática, al que abandonó luego de ser encarcelado por sus compañeros por denunciar su corrupción. Entonces abrazó al comunismo con tal fervor, que puso a sus hijos los nombres del fundador de la URSS: Vladimir, Ilich y Lenin.
Ilich nació el 12 de octubre de 1949. En los años 60, hizo su escuela revolucionaria en el Liceo Fermín Toro, que era un semillero de rebeldes que apoyaban con sus manifestaciones a la entonces vigente guerrilla venezolana.
Ese período terminó en 1966, cuando su padre, abogado próspero, decidió llevarse a toda la familia para Londres, de donde los hermanos salieron en 1968, para la Universidad Patricio Lumumba, de Moscú. Según algunos, su expulsión dos años más tarde se debió a que se opuso al nuevo pacifismo del partido comunista venezolano, y según otros, a que se dedicaba más a socializar que al socialismo.

TERRORISTA MEDIOCRE
De ahí en adelante, la vida de Ilich Ramírez Sánchez se convierte en un misterio. Lo poco que se sabe a ciencia cierta es que dejó a Moscú con destino a Líbano, donde gracias a sus contactos con el Frente Popular para la Liberación de Palestina. liderado por Georges Habache, entró a un "campo de verano" que en realidad era un centro de entrenamiento militar.
Ese es su ingreso al mundo del terrorismo, en el que haría contacto con la Fracción Ejército Rojo (donde militaba la hoy madre de sus hijas), y luego con lo más sanguinario de esa actividad, el Ejército Rojo del Japón y varios grupos palestinos. Empieza entonces a fraguarse su leyenda, en muchas ocasiones alimentada por él mismo, y produce tanta admiración en algunos como desprecio en otros. Irónicamente, David Ronen, ex jefe del servicio de espionaje israelí, sostuvo en una entrevista al diario Maariv, que los agentes israelíes siempre le tuvieron respeto y hasta estima por su técnica y su valentía. Pero otra cosa dice su biógrafo, el británico David Yallup, para quien Carlos es valiente sólo con una pistola en la mano, y como terrorista es un fracaso. Igual opinión tienen en Estados Unidos, donde Brian Jenkins, experto antiterrorista de una firma internacional de investigaciones, sostiene que su torpeza no tiene igual, como cuando en 1974, en el aeropuerto de Orly, en París, lanzó un rocket contra un avión de la aerolínea israelí El Al, pero le dio a un jet yugoeslavo . O como cuando, en su primera acción, disparó a quemarropa en la cara al dirigente sionista británico Edward Sieff, pero sólo logró herirlo.
En lo que sí todos están de acuerdo es en que a Carlos se le atribuyen muchos más atentados que los que realmente cometió, al punto que, como dice Jenkins, "hubo una tendencia a atribuirle todos los casos de terrorismo que tuvieron lugar en los ultimos 30 años." . El más sonado, es el asesinato de los atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich en 1972, que, según el servicio de inteligencia israelí. fue cometido por el grupo 'Septiembre Negro', Sin que Carlos tuviera nada que ver.

CRIMENES VERDADEROS
Según se afirma. el propio Carlos gustaba que se le atribuyeran acciones que no había cometido, y él mismo sostiene tener 83 muertos a cuestas. Pero su historial verdadero es menos dramático: 1973. Heridas al activista Joseph Sieff. dueño de una cadena de almacenes de Londres.
1974. Bomba en una droguería de París, en respaldo de una acción simultánea de las brigadas rojas japonesas, con saldo de dos muertos.
1975. Muerte de dos agentes franceses que le seguían en conexión con la acción anterior. Esos asesinatos son los que motivan su cadena perpetua, dictada en ausencia.
1975. Su acción más famosa y arriesgada tuvo lugar en las oficinas de la OPEP en Viena, cuando 11 ministros de petróleo fueron llevados a Argelia en un avión secuestrado y sus gobiernos pagaron un rescate de 20 millones de dólares. Tres personas murieron.
1982. Bomba en un tren París-Toulouse, que mató a cinco personas.
1983. Bombas en el terminal principal de trenes de Marsella y probablemente en el expreso París-Marsella, que causó la muerte de seis personas y heridas a 80.
Por eso se entiende que fueran los franceses los más interesados en su captura. porque. en el peor de los casos, Francia fue el país más afectado por sus actividades. lo demás (Gran Bretaña por explosión de bancos, Alemania por volar una estación de radio, Italia por varios atentados) forma parte de las investigaciones, sin que haya pruebas concretas.
Carlos pasó los últimos 10 años recordando haber sido la 'Pimpinela Escarlata' del terrorismo mundial. Hoy, cuando no es útil sino a la imagen de la maltrecha seguridad francesa, conserva su humor, como único remanente de una leyenda que se desvanece.



POR QUE CAYO
Existen varias hipótesis acerca de las razones para que el gobierno de Sudán haya entregado al 'Chacal'.
Las más mencionadas tienen que ver con la guerra civil que se libra en Sudán cuyo origen se remonta a su independencia en 1956. Las tribus del sur, cristianas y animistas, luchaban contra el dominio angloegipcio, que favorecía la islamización del norte del país, más desarrollado. El movimiento secesionista del sur, nunca acallado del todo, estalló con fuerza en 1983 bajo el liderazgo de John Garang y en 1989 se agudizó cuando el general fundamentalista Omar Bashan Al Bachir proclamó la república islámica y prometió convertir al Islam a todo el país. Desde entonces se libra una lucha sangrienta, que ha causado miles de muertos entre la población civil.
En ese contexto, se dice que los franceses podrían haber ofrecido al gobierno sudanés unas fotografías aéreas con la posición de los rebeldes, o que París habría accedido a permitir a las fuerzas del gobierno sudanés atacar a sus enemigos desde la retaguardia, a través de la República Surafricana, que permanece prácticamente bajo control de París.
Otras hipótesis señalan que oficiales de inteligencia franceses y alemanes se han reunido con Ali Fallahiyan, jefe del espionaje iraní, con miras a que termine el terrorismo iraní a cambio de ayuda económica, concesiones en la deuda y la liberación de terroristas iraníes. Esa hipótesis se basa en los estrechos vínculos del régimen fundamentalista de Sudán con el gobierno de Irán.
En cualquier caso, el ministro francés del interior, Charles Pasqua, niega cualquier trato. Algo poco menos que dudoso, teniendo en cuenta que en este tipo de intrigas internacionales, nadie da puntada sin dedal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.