Jueves, 27 de noviembre de 2014

| 2013/07/17 00:00

La misteriosa historia del barco norcoreano

El buque retenido en Panamá ya había estado involucrado en varios incidentes.

Chong Chon Gang no es el único barco norcoreano acusado de violar el embargo de armas impuesto por la ONU. Foto: EFE.
;
BBC

Aún no se han hecho públicos su nombre, edad, rostro, ni su hoja de vida.

Pero si algo está claro en la saga del barco de bandera norcoreana retenido en Panamá con armamento no declarado proveniente de Cuba, es que ser capitán del Chong Chon Gang no es una tarea sencilla.

Efectivamente, la embarcación ya había sido atacada por piratas cerca de la costa de Somalia en 2009 y capturada en Ucrania por traficar drogas y municiones un año más tarde.

Y cuando las autoridades panameñas interceptaron el navío, que estaba siendo utilizado por Corea del Norte para intercambiar azúcar por material militar, el máximo responsable de la nave norcoreana reaccionó intentando cortarse la garganta.

"El intento de suicidio indica que el capitán estaba convencido que el fracaso no era una opción", le dijo a BBC Mundo Hugh Griffiths, quien coordina el programa sobre tráfico ilícito y seguridad marítima del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

"Dada la naturaleza del estado norcoreano, a bordo de la embarcación sólo se debe haber permitido a gente de mucha confianza. Y, ciertamente, para ser nombrado capitán hay que ser una persona considerad muy confiable y extremadamente obediente", explicó el experto, en una descripción que seguramente también aplica a los tripulantes y capitanes del resto de navíos con los que Corea del Norte intenta burlar las sanciones internacionales.

30 barcos "sospechosos"

Efectivamente, el Chong Chon Gang no es el único barco norcoreano acusado de violar el embargo de armas impuesto por la ONU por causa del programa nuclear de Pyonyang.

En medio de su pobreza, la nación asiática retiene una importante capacidad militar, por lo que a menudo intenta intercambiar armamento y servicios técnicos por alimentos de primera necesidad o divisas con países como Birmania, Cuba, la República del Congo, Irán y Yemen.

Y el transporte marítimo es, de lejos, la mejor alternativa para este intercambio clandestino.
Después de todo, como afirma SIPRI en su reporte "Transporte Marítimo y Flujos de Mercancías Desestabilizadoras", publicado en enero del año pasado, "el alta mar es una de las zonas de nuestro planeta más difíciles de controlar o regular, y ningún estado controla efectivamente la inmensidad de ese territorio".

Y, en la base de datos de barcos presuntamente involucrados en actividades ilícitas o potencialmente desestabilizantes del SIPRI, actualmente hay una treintena de barcos de bandera norcoreana.

De hecho, si se considera el tamaño de la flota, las probabilidades de que un barco de esa bandera esté involucrado en el transporte de armas y bienes de doble uso (como se conoce a aquellos que tienen aplicaciones tanto en el terreno civil como militar) es, por mucho, la mayor de entre todas las flotas marítimas a nivel mundial.

Efectivamente, según el reporte, la relación entre incidentes reportados vs. número de embarcaciones registradas es de 15.8 a 1 para los buques de bandera norcoreana.

La proporción aumenta hasta 32.6 a 1 si sólo se consideran los casos en los que se presume participación directa, alto grado de complicidad o negligencia grave por parte de los propietarios de las embarcaciones.

Una historia compleja

A muchos les ha llamado la atención el número de incidentes en que se ha visto involucrado el buque Chong Chon Gang, atacado por piratas y atrapado tanto en labores de narcotráfico como en abierta violación del embargo de armas de la ONU en menos de cinco años.

Aunque historias más o menos comparables no son tan infrecuentes como podría pensarse.
"Ciertamente hay otros barcos de Corea del Norte sospechosos de violar el embargo. Y muchos otros barcos norcoreanos que han sido atacados por piratas", le dijo Hugh Griffiths a BBC Mundo.

"Y, de hecho, no es infrecuente que barcos involucrados en el transporte clandestino de armas sean atacados por piratas", aseguró el experto, quien recordó dos embarcaciones de bandera danesa – Leopard y Puma, propiedad de la naviera Shipcraft – "con un perfil muy similar" al del Chong Chon Gang.

"No han violado el embargo de armas de la ONU, pero han transportado o intentado transportar cohetes y armas pequeñas a Yemen. Y han sido atacados exitosamente por piratas, que secuestraron a su tripulación y la mantuvieron retenida por dos años", dijo.

Pero, este tipo de casos rara vez captura la atención de los medios de la misma forma en la que lo ha hecho la historia del barco retenido en Panamá.

"Hay varias razones para eso. Lo primero es que el presidente de un país, Panamá, tuiteó la historia y proporcionó evidencia fotográfica. Está el capitán que se intentó suicidar. Cuba está involucrada y eso la hace muy interesante. Corea del Norte está involucrada y hay una clara violación del embargo", explicó Griffiths.

"También ocurre que no hay muchas otras grandes noticias aactualmente, pues estamos en verano. Y hay una historia de fondo – el tráfico marítimo de armas y bienes desestabilizantes – que nunca se ha cubierto en detalle", agregó.

Y luego está la posible historia del capitán más desafortunado del mundo, aunque por el momento no se ha podido establecer si el que está ahora en poder de las autoridades panameñas es el mismo que estaba a cargo de la nave en 2009 y 2010.

"Durante todo ese tiempo el barco ha sido propiedad de la misma compañía", le dijo sin embargo Griffiths a BBC Mundo.

"Y a menos que hubiera razones como enfermedad, no hay razón lógica para haber remplazado al capitán", explicó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×