Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/1986 12:00:00 AM

LA OTRA GUERRA DE REAGAN

Con una hábil maniobra parlamentaria, los enemigos de la ayuda a los "contras" ganan un respiro.

Relegado a un segundo plano por el bombardeo a Libia dos días antes, el debate alrededor de la ayuda a los "contras" nicaraguenses volvió a ser tema de primera página cuando la Cámara por una inesperada mayoría (366 votos contra 66) resolvió rechazar la solicitud de Reagan. El resultado, sin embargo, lejos de ser el entierro final para la petición, era la consecuencia de una complicada maniobra parlamentaria iniciada por los democratas el día anterior a la votación y en la cual los republicanos dieron la estocada final, por lo menos por ahora.
La estrategia democrata consistió en ligar la solicitud de los 100 millones de dólares para los "contras" a la de una adición presupuestal de 1.700 millones de dólares que el presidente Reagan había anticipado que vetaría. De esta forma, si la administración insistía en defender la ayuda a los "contras", se veía obligada a pagar por ello el precio de la adición, movida con la cual los demócratas se aseguraban matar dos pájaros de un solo tiro.
Las consecuencias reales del resultado, sin embargo, no parecen haber traído nada de nuevo al escenario. Los republicanos esperan llevar nuevamente al Congreso la iniciativa de ayuda a los "contras" a través de una petición de descargo, mediante la cual un proyecto rechazado por la Cámara puede volver a ser considerado si así lo solicita más de la mitad de sus miembros. Del otro lado, los demócratas aspiran a que los republicanos no consigan obtener la mayoría que les permita devolver el proyecto, lo cual en opinión de los conocedores de la materia, resulta en verdad bastante difícil de conseguir. Pero, de todas maneras, aunque el proyecto a la manera republicana (es decir sin la visión presupuestal de los 1.700 millones de dólares y sin la condición de la negociación bilateral con Nicaragua) resulte derrotado, existen miles de maneras de llevarlo nuevamente al Congreso, adicionandolo a un nuevo proyecto, o por ejemplo a una modificación del presupuesto militar, que fue lo que intentaron hacer los demócratas .
En últimas, tal como lo manifestara un vocero del gobierno sandinista: "Esto sólo le da al Congreso unos días más para discutir como apoyar a los opositores del gobierno nicaraguense".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.