Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2012 12:00:00 AM

La paz en Colombia, un asunto de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz

El presidente Santos dijo que llevará a los gobernantes de América Latina el mensaje de que la paz hay que construirla día a día "con políticas sociales progresistas y audaces". El encuentro se realizará en España los días 16 y 17 de noviembre.

La paz en Colombia, la coca de uso tradicional, los afrodescendientes, la integración de los discapacitados y nuevas formas de lucha contra el narcotráfico son algunos de los asuntos que los gobernantes de América Latina plantearán en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz (España).

En la XXII Cumbre de jefes de Estado y Gobierno iberoamericanos se quiere renovar las relaciones entre los países de los dos lados del Atlántico en coincidencia con el bicentenario de la constitución liberal promulgada por las Cortes españolas en Cádiz en 1812, con participación de constituyentes de las entonces colonias españolas en América y Filipinas.

Sin embargo, como en todas estas reuniones anuales, iniciadas en 1991 en Guadalajara (México), en la cumbre de Cádiz, que tendrá lugar el 16 y el 17 de noviembre, habrá otros asuntos a debate por iniciativa de los participantes.

Uno de ellos será el diálogo entre el Gobierno y las FARC para poner fin a casi 50 años de conflicto armado, que precisamente comenzará la víspera de la inauguración de la cumbre.

Las negociaciones propiamente dichas se iniciarán el 15 de noviembre en La Habana y, según dijo la semana pasada a Efe el presidente Juan Manuel Santos, si tienen éxito, beneficiará a toda Iberoamérica.

"Que haya paz en Colombia (...) ayudaría a que esta región tuviera menos motivos de fricción, a un panorama mucho más tranquilo", afirmó Santos, quien dijo que llevará a la Cumbre el mensaje de que la paz hay que construirla día a día también "con políticas sociales progresistas y audaces".

Ecuador, cuyo presidente, Rafael Correa, asistirá a la Cumbre, impulsará a que los jefes de Estado y de Gobierno de la región declaren al 2013 como el "Año iberoamericano para la inclusión laboral de las personas con discapacidad".

Así se decidió en el primer Encuentro iberoamericano para la inclusión laboral de las personas con discapacidad, celebrado en las islas Galápagos el mes pasado, a instancias del vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, quien quedó parapléjico en 1998 por el disparo de un asaltante.

El presidente boliviano, Evo Morales, continuará en Cádiz una tradición que abrió en la Cumbre Iberoamericana de Madrid (1992) el entonces mandatario de su país, Jaime Paz Zamora, quien llegó a la capital española con una hoja de coca en la solapa para hacer comprender que "una cosa es la cocaína, que es mala, y otra es la hoja de coca, que es buena y originaria".

El actual ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, anticipó que el presidente Morales aprovechará su asistencia a la Cumbre de Cádiz para buscar apoyo para que el país sea readmitido en la Convención antidroga de la ONU de 1961, que abandonó el año pasado, pero con una reserva sobre el veto que establece la ONU para el masticado de hojas de coca o "acullicu".

De drogas y cómo combatirlas quería hablar también en Cádiz el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien tuvo que suspender su asistencia a la Cumbre debido a los graves daños causados por un terremoto que sacudió su país el 7 de noviembre.

Su representante en la cumbre propondrá abrir una discusión global sobre la necesidad de buscar nuevas alternativas de lucha contra el narcotráfico, "toda vez que las estrategias de los últimos 40 años han fracasado", como dijo a Efe Francisco Cuevas, secretario de comunicación de la Presidencia de Guatemala, antes de que se conociera que el gobernante no viajará.

Entre los temas que lleva en cartera la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, estará la cooperación en materia de seguridad y contra el crimen organizado, que en el caso del narcotráfico ha hecho de Centroamérica un trampolín para colocar drogas en EE. UU..

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aunque no lleva una propuesta en particular, según sus asesores, es probable que sus intervenciones se centren en la crisis económica y en cómo la están enfrentando, a su juicio de manera equivocada, los países más desarrollados.

También hará hincapié en que se deben combatir los subsidios y las políticas expansionistas que desequilibran el comercio y las cotizaciones de las monedas, sobre todo en los países emergentes, como es el caso del propio Brasil.

Uruguay planteará en la Cumbre Iberoamericana la creación de un fondo de apoyo a los afrodescendientes como forma de colaborar a su desarrollo en América Latina y el Caribe, confirmaron a Efe fuentes de la Cancillería uruguaya.

Entre las tareas de ese fondo, que también es impulsado por Brasil y tiene el apoyo de otros países de la región, estará ayudar a los afrodescendientes menos privilegiados con planes y becas de estudio para asegurar cupos en las universidades.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, aprovechará el viaje a España para reunirse con empresarios españoles y "vender el país como un lugar atractivo para inversiones", según manifestó el gobernante en un programa de radio.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.