Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2011 12:00:00 AM

La 'paz fría' entre Egipto e Israel, a prueba

El ataque de cientos de egipcios contra la embajada de Israel en El Cairo llega para poner a prueba la "paz fría" que viene caracterizando las complicadas relaciones históricas entre los dos vecinos.

;
BBC
Los disturbios comenzaron después de la oración del viernes. Miles de personas se reunieron para protestar en la plaza Tahrir de El Cairo, como es ya hasta habitual: quieren más velocidad e intensidad en el proceso de democratización del país.

Pero, a diferencia de otros viernes, cientos de jóvenes marcharon rumbo a la embajada israelí, donde destruyeron el muro que protege el edificio y retiraron la bandera con la estrella de David de la fachada.

Y es que la percepción de Israel en Egipto ha sido particularmente negativa desde que el pasado 18 de agosto tropas israelíes mataron a cinco policías egipcios en un incidente en la frontera.

Ese enfado estalló este viernes en forma de asalto a la legación diplomática. Durante horas, la policía se limitó a intentar contener el asalto, luego intervino con el lanzamiento de gases lacrimógenos: la batalla campal estaba servida.

Los daños personales se cuantifican en un balance provisional de casi 450 heridos. De los diplomáticos, es pronto para hacer recuento, pero serán graves: desde Israel ya se habla de "duro golpe" a la paz.

Propalestinos
 
"Estos hechos muestran el estado de enfado y frustración que muchos jóvenes revolucionarios egipcios sienten contra Israel", le dijo el analista político egipcio Nabil Abdel Fattah a la agencia Reuters.

Los episodios de El Cairo no son ni más ni menos que lo que se temían en Tel Aviv cuando vieron caer a Hosni Mubarak.
 
El exmandatario fue durante años un amigo de occidente, entre otras cosas, por las buenas relaciones que mantenía con Israel.

Los lazos con Tel Aviv eran un pilar fundamental de su política exterior y servían para reforzar su papel como mediador en la región.

Esa contención hacia el estado judío, además, servía para asegurar miles de millones de dólares en ayuda militar de EE.UU.

Pero también enervaba a muchos egipcios por lo que tenía de falta de apoyo a la causa de los palestinos.

Como explica el corresponsal de la BBC en Jersualén, John Donnison, con Mubarak en el poder, "el pueblo egipcio no podía expresar la que era su verdadera voluntad".

"Y lo que sienten los egipcios es que deben estar del lado de los palestinos en su conflicto con Israel".

Esfuerzos del nuevo gobierno
 
Con la caída de Mubarak, las autoridades militares de Egipto y el gobierno interino se apresuraron a dejar claro que respetarían el tratado de paz de su país con Israel, el primero que firmó Tel Aviv con una nación de mayoría musulmana.

También se han esforzado en demostrar que El Cairo todavía puede jugar un papel de mediación entre israelíes y palestinos. Recientemente, se dieron conversaciones indirectas entre funcionarios israelíes y altos representantes de Hamas en una sede de la inteligencia egipcia en El Cairo.

En otro gesto, los egipcios desplegaron miles de soldados en la península de Sinaí para combatir a islamistas inspirados en Al Qaeda. Luego aseguraron haber capturado a los responsables del sabotaje al gasoducto entre Egipto e Israel.

Sin embargo, la buena vecindad entró en una seria espiral degenerativa cuando tras un ataque en el que mataron a ocho israelíes, los milicianos palestinos que supuestamente lo perpetraron cruzaron la frontera a Egipto.

La fuerte respuesta israelí terminó con la muerte de cinco miembros de las fuerzas de seguridad egipcias.

Futuro incierto
 
Como demuestra el asalto a la embajada, los ciudadanos egipcios no parecen conformarse con la declaración oficial de Tel Aviv lamentando el incidente, ni la promesa de llevar adelante una investigación.

Aunque en el corto plazo los intereses mutuos son demasiado importantes como para que Egipto cambie radicalmente su relación con Israel, el futuro es lo que preocupa en Tel Aviv.

Y es que los potenciales líderes que surjan tras las elecciones ya han elevado el tono del discurso.

La Hermandad Musulmana, islamistas considerados la fuerza política mejor organizada de Egipto, espera obtener buenos resultados en las elecciones parlamentarias de finales de año.

Y se presentarán con un discurso bastante crítico con Israel. Ya han advertido que lo que "fue posible antes de la revolución no será tolerado después".

Por su parte, Amr Musa, aspirante a presidente, dijo que "la sangre de los mártires en el cumplimento de su deber no habrá sido derramada en vano".

La 'paz fría' que siguió al tratado de Camp David a finales de los años 70 parece que está ante una de las más serias pruebas a la que se ha enfrentado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.