Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/2015 3:00:00 PM

¿Compró Alemania la sede de su Mundial?

Una investigación de la revista Der Spiegel tiene contra la pared al comité de la candidatura alemana que ganó la sede del 2006 para los teutones.

La Federación alemana de fútbol lo desmiente. Después de todo es una mancha grande para un ente que rige los destinos de la actual selección campeona del mundo y que se ha preciado de su pulcritud luego que se conocieran los sobornos que agitaron el fútbol local en los setentas.

Pero el río suena y tal parece que piedras lleva. Según informa el semanario alemán Der Spiegel y replican grandes medios de la esfera deportiva como L’équipe, el comité alemán aseguró la sede del 2006 tras comprar los votos de cuatro miembros asiáticos del comité Ejecutivo de FIFA.

Al parecer el comité teutón conformó un fondo ilícito, de cuya existencia estaban al tanto los miembros más altos del comité, incluido el máximo capitán y figura de la selección alemana Franz Beckenbauer y el presidente de la Federación (DFB) Wolfgang Niersbach. Según Spiegel, el fondo fue financiado en secreto por el entonces CEO de Adidas Robert Louis-Dreyfus.

Actuando como un prestamista privado, Louis-Dreyfus, quien murió en 2009, aportó 10.3 millones de francos suizos de la época al comité) antes de que la FIFA tomara su decisión en julio de 2000. Pero el préstamo jamás apareció en los presupuestos del mismo y tampoco lo hizo en los presupuestos del comité organizador una vez se otorgó a Alemania la sede.

Un año y medio antes del certamen, Louis-Dreyfus pidió su dinero de vuelta, unos 6.7 millones de euros de la época, y forzó a los líderes del fútbol alemán a buscar maneras de pagar el préstamo sin levantar sospechas.

La investigación de Spiegel revela cómo se crearon fachadas con la ayuda de FIFA para facilitar los pagos. Los alemanes contribuyeron 6.7 millones de euros para una ceremonia de gala planeada en el estadio Olímpico de Berlín que jamás tuvo lugar. El dinero se consignó en una cuenta de FIFA en Ginebra, y el ente rector del fútbol transfirió los fondos a una cuenta de Louis-Dreyfus en Zúrich.

La hipótesis del reputado medio es que ese dinero aseguró cuatro votos de miembros asiáticos del comité de FIFA que decidía la sede del campeonato. Uno de ellos, el surcoreano Chung Mong-joon se mostró interesado en asumir la presidencia de la FIFA varias veces, pero fue suspendido recientemente por la comisión de ética del organismos rector del balompié mundial por haber roto el código de ética.

La Federación (DFB) por su parte ha desmentido las acusaciones asegurando que si bien sí depositó los 6.7 millones de euros a la FIFA, lo hizo para un “tema no relacionado a la atribución del Mundial 2006”. Al parecer, en el reinado de Blatter ni los pulcros alemanes se salvaron de la tentación de la corrupción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.